Psicología

Dinero y estrés: cómo afrontar los síntomas

Cómo afrontar los problemas financieros sin destruir nuestro cuerpo y nuestra mente

viernes 29 de noviembre de 2019 - 7:14 am

Uno de los principales problemas para muchas personas es el dinero, este estado de preocupación constante por temas financieros, es decir, el pago de la tarjeta de crédito, las facturas de los servicios y los gastos del día a día, pueden llevarnos a sufrir varios problemas de salud, que incluso pueden llegar a ser muy graves.

Entre estos problemas encontramos la falta de capacidad para tomar buenas decisiones, ya que durante una crisis de este tipo, se activa en nuestro cerebro un mecanismo de supervivencia en el que el flujo sanguíneo y la actividad eléctrica se reducen en los lóbulos frontal y prefrontal, ya que estas partes del cerebro ayudan con habilidades como la resolución de problemas, la concentración, la planificación y el control de los impulsos, el funcionamiento reducido en esas áreas puede conducir a una mala toma de decisiones.

Al estar en este estado podemos llegar a desarrollar problemas de salud mental, que puede llegar a ser graves, como la ansiedad severa, la depresión y la aparición de tendencias suicidas. Pero eso no es todo, además podemos comenzar a sufrir problemas en nuestro físico provocados por la adrenalina y el cortisol que viven en un continuo aumento. Esto lleva a que las personas con estrés crónico padezcan sean capaces de desarrollar con mayor facilidad problemas de sueño, diabetes y enfermedades cardíacas.

Consejos para aliviar los problemas del estrés financiero

Tomar una decisión a la vez: no podemos encargarnos de todo junto ya que enseguida perderemos la voluntad para resolverlas y comenzarían los problemas antes mencionados.

Rastrear los gastos: hacer un relevamiento de los gastos puede llegar a ser una de las soluciones más prácticas ya que llevaremos un control de lo que gastamos.

Planificar: hacer un plan para administrar el dinero disponible es fundamental para reducir los gastos y fijar las prioridades. El seguimiento de este plan evitará problemas y discusiones con el resto de la familia.

Evitar la tensión: mantenerse alejado de los centros comerciales o reducir el tiempo que estemos en ellos, también nos ayudará a administrar los gastos, evitar los gastos impulsivos es determinante. Dejar las tarjetas de crédito en casa y llevar solo el efectivo para lo que necesitamos o la tarjeta de débito es un buen ejercicio para evitar los problemas.

Aproyarse en otros: buscar respaldo para las operaciones financieras es importante si queremos tener éxito en ellas, rodearse de gente de confianza y que sepa guiarnos es fundamental a la hora de invertir nuestro dinero.

Fuente: Salud 360

COMENTARIOS