Seguinos en nuestras redes

Latinoamérica

Sebastián Piñera expresó su hartazgo: “Llegó el momento de decir basta”

El mandatario trasandino pidió total apoyo a la policía y carabineros, una condena unívoca a la violencia, y urgió a los legisladores de todos los partidos a aprobar sus proyectos de ley destinados a recuperar la normalidad en el territorio

El presidente de Chile, Sebastián Piñera​, expresó su hartazgo con la crisis que atraviesa el país en medio de la protesta social y a las disputas políticas. “Llegó el momento de decir basta, el Gobierno está haciendo su trabajo”, se defendió.

El protagonista compareció ante la prensa desde el palacio presidencial de La Moneda tras celebrar una reunión de urgencia con su gabinete después de “una nueva y triste jornada de destrucción que causó angustia y temor a los chilenos”.

“La violencia está causando un daño que puede ser irreparable al cuerpo y alma de nuestra sociedad”, declaró el presidente, recordando que ya ha causado “dolorosas pérdidas de vidas humanas y muchas personas lesionadas”, al tiempo que “está destruyendo sueños y proyectos de vida para muchas personas”.

Además, el mandatario admitió que incluso en algunos casos las fuerzas de seguridad se han visto “sobrepasadas”, por lo que ha pedido “hoy más que nunca” un “total apoyo” a Policía y Carabineros y condenar “sin ninguna ambigüedad ni tibieza” los hechos de violencia.

En el plano político, llamó a diputados y senadores de todos los partidos políticos a aprobar los proyectos de ley que el Ejecutivo ha enviado al Legislativo como parte de su plan de choque para recuperar la normalidad.

Latinoamérica

Cumbre de la Celac: el tenso cruce de Lacalle Pou y Abdo Benítez con Maduro

El dictador increpó a los presidentes de Paraguay y Uruguay, quienes denunciaron las graves violaciones a los derechos humanos en Venezuela

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, desafió en la Ciudad de México a su par de Paraguay, Mario Abdo Benítez, a organizar un debate regional sobre democracia, luego de que este se negara a reconocer al Gobierno de Caracas en el marco de la VI de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

“Nosotros creemos profundamente en el diálogo de diversos, y yo le digo al presidente de Paraguay: ponga usted la fecha, el lugar y la hora para un debate sobre democracia, en Paraguay, en Venezuela y en América Latina. Estamos listos para darlo, ponga usted el lugar”, afirmó el mandatario venezolano durante su intervención en la cumbre latinoamericana que se desarrolla en México.

Minutos antes, Abdo Benítez había señalado en su alocución que la participación de Paraguay en el encuentro no implicaba necesariamente un reconocimiento al actual Ejecutivo venezolano: “Mi presencia en esta cumbre, en ningún sentido ni circunstancia, representa el reconocimiento al Gobierno del señor Nicolás Maduro. No hay ningún cambio de postura de mi Gobierno y creo que es de caballeros decirlo de frente”, declaró.

También el mandatario uruguayo, Luis Lacalle Pou, criticó durante su discurso indirectamente a Caracas, al manifestar su “preocupación” por la situación política en el país sudamericano.

“Cuando uno ve que en determinados países no hay una democracia plena, cuando no se respeta la separación de poderes, cuando desde el poder se usa el aparato represor para acallar las protestas, cuando se encarcelan opositores, cuando no se respetan los derechos humanos, nosotros en esta voz tranquila pero firme debemos decir con preocupación que vemos gravemente lo que ocurre en Cuba, Nicaragua y Venezuela”, dijo Lacalle Pou, citado por la agencia de noticias Sputnik.

Maduro extendió también su invitación a convocar un debate regional sobre “democracia, libertades, resistencia, revolución o de lo que haya que debatir, de neoliberalismo” al mandatario uruguayo y al presidente de México, Andrés López Obrador, quien encabeza este encuentro de la Celac.

“De cara a los pueblos, en transmisión en vivo y en directo, en privado, como ustedes quieran”, puntualizó y agregó: “Con respeto, sin exclusiones”.

Continuar leyendo

Latinoamérica

Desesperada migración venezolana por México: extorsión, violencia y separación de familias

Unicef México aseguró haber identificado casos de separación familiar y de uso desproporcionado de la fuerza por parte de cuerpos de seguridad contra familias con niños pequeños durante las movilizaciones de migrantes de países de América Central y Venezuela.

Durante los últimos dos meses, las caravanas de migrantes centroamericanos —que se vieron por primera vez en el año 2018— han vuelto a surgir en Chiapas, un estado mexicano fronterizo con Guatemala, pero ahora con un elemento diferenciador: venezolanos en sus filas.

La migración venezolana — al igual que la guatemalteca, la haitiana y la salvadoreña— ha convertido a México en su país de tránsito, pues su destino sigue siendo Estados Unidos, que entre enero y mayo de 2021 registró un flujo migratorio histórico de connacionales, tras el ingreso ilegal de 17.306 de ellos, solo en ese período.

En todo 2020, según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU (CPB por sus siglas en inglés), encontraron a 646.822 venezolanos en las fronteras estadounidenses, un número que se duplicó (52,23%) entre enero y julio de este año, llegando al 1.238.348 de connacionales.

Esas cifras de venezolanos forman parte de una estadística general de inmigrantes, llevada por la CPB, que en julio registró la detención de un total de 212.672 extranjeros de varias nacionalidades —el mayor número reportado en los últimos 14 años— que intentaba ingresar irregularmente a la nación norteamericana por la frontera mexicana. Ello, entre otras cosas, empujó al Tribunal Supremo de Estados Unidos a dar la orden de «cumplimiento e implementación» del Protocolo de Protección a Migrantes, conocido como «Quédate en México», —aplicado durante la administración de Donald Trump y abolido en la de Joe Biden—, que obliga a los solicitantes de asilo a esperar su cita ante la justicia americana en territorio mexicano.

El 27 de agosto el secretario de Defensa de México, Luis Crescencio Sandoval, informó sobre un despliegue de más de 14.000 militares y de funcionarios de la Guardia Nacional de ese país, para «detener toda la migración» y ayudar a Washington a reactivar el programa.

Más de 70 organizaciones de la sociedad civil advirtieron al gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) que no hay forma de implementar esa política «de una manera que se respeten los derechos humanos y el debido proceso, y tiene la responsabilidad de bloquearlos [los protocolos migratorios]”. Mientras estuvo en vigencia esta medida migratoria se impulsó la creación de campamentos para migrantes en ciudades fronterizas mexicanas, en donde se reportaron más de 1.500 casos de violación, secuestro, tortura y otros delitos contra las personas sujetas al programa, según reseñó la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA).

 

Fuente: TotalNews

Continuar leyendo

Latinoamérica

“La Argentina está desquiciada”: Pepe Mujica analizó la interna del Gobierno

El ex mandatario uruguayo consideró que “tiene que haber unidad entre oficialismo y oposición, diálogo entre ambos para salir adelante”, en el marco de la previa a las elecciones legislativas

Después de la masiva renuncia de ministros y funcionarios en de la administración de Alberto Fernández, José “Pepe” Mujica habló sobre la actualidad de la Argentina.

“La Argentina es maravillosa con los recursos que tiene pero esta desquiciada, el sistema político debe dialogar más, bajar los decibeles”, opinó el expresidente uruguayo.

El protagonista consideró que el pueblo argentino “necesita unidad”, en medio de la crisis política que transita el Gobierno.

“Recomiendo leer el Martín Fierro: los hermanos sean unidos, porque sino, se los comen los de afuera”, dijo en su columna semanal con Gustavo Sylvestre en Radio 10.

En ese sentido, Mujica comparó a la dirigencia política local con la uruguaya para referirse a las coaliciones.

“Hay que poner moralmente todo esfuerzo en salir adelante y dejar atrás las vanidades humanas, el pueblo argentino lo necesita. El gobierno tiene que gobernar lo mejor posible”, opinó.

“Mi interpretación personal es que Uruguay estuvo gobernado siempre por frentes. Los partidos tradicionales que son los dos desde el origen de la Patria y siguen vivitos y coleando. Siempre hubo líos interiores permanentemente se mantuvieron los partidos”, indicó.

“Nosotros aprendimos la lección”, agregó. Además, explicó no se trata de pactos electorales para ganar una elección.

“Es un pacto histórico, estamos todos juntos. Nos peleamos y tenemos diferencias. Pero vamos haciendo programas coyunturales para cada etapa. Y acatamos la decisión de la mayoría”, sostuvo.

“La unidad con la diversidad vale estratégicamente mucho mas que las disidencias tácticas”, remarcó.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR