Famosos Provocadores

El polémico video de Dolores Fonzi comprando marihuana en Estados Unidos

Luego de las fuertes repercusiones por las declaraciones de la actriz para la revista THC, donde afirma que fuma marihuana delante de sus hijos, comenzó a circular un video donde ella misma se filmó mientras se dirigía a comprar cannabis en la ciudad de Loa Angeles

miércoles 23 de abril de 2014 - 7:22 pm

Un video que ya ha alcanzado repercusión pública reabre el debate sobre el consumo y compra de marihuana. Se trata de la actriz Dolores Fonzi, que se filmó mientras iba a complar cannabis en la ciudad de Los Angeles, California, Estados Unidos.

El material, en rigor, es parte de un capítulo inédito de la serie “Recreo”, una ficción que realizó en Los Angeles la productora GlamoramaTV, que produce el programa de Déborah de Corral para El Gourmet, el de Milo Lockett para canal ä y el 4 de mayo estrena el nuevo show de Julieta Ortega para CosmopolitanTV. [pullquote position=”right”]El polémico video de Dolores Fonzi comprando marihuana en Estados Unidos[/pullquote]

En el video, que muestra la facilidad para comprar la droga de manera legal, se puede ver a Fonzi acudiendo a una institución estatal donde consigue un permiso para comprar marihuana medicinal. Enseguida, maneja hasta una tienda donde tienen varios especímenes de la planta, y entrevista a la vendedora sobre las diferencias y los gustos locales.

Luego de recibir instrucciones sobre los tipos de plantas y sus efectos, se puede ver a la actriz fumando y tomando un vaso de vino, en total estado de relajación-

Cabe destacar que para comprar marihuana legal en California, hay que probar que se padece de artritis, caquexia, cáncer, HIV-Sida, migraña, epilepsia, o esclerosis múltiple.

Cabe recordar que Fonzi pasó a ser cuestionada por declaraciones para la revista THC, donde afirma que fuma marihuana frente a sus pequeños hijos.

“Hago todo lo que tengo que hacer durante el día. Llevo a los chicos al jardín, les doy de comer, los baño, los tengo cenados, entonces ahí me fumo una pitada y es como el momento de cortar con las obligaciones cotidianas. La uso para leer, ver una peli o dormir. Ellos me ven y se dan cuenta que no es un cigarrillo común“, señaló, y enseguida se armó una fuerte controversia.

COMENTARIOS