Economía

El mea culpa de Lacunza: qué herencia deja Cambiemos para el ministro

El ministro de Hacienda aseguró que el gobierno de Mauricio Macri deja números inferiores a los esperados, pero dijo que lograron cambiar "raíces estructurales".

martes 26 de noviembre de 2019 - 11:33 am

Hernán Lacunza hizo un mea culpa. El sucesor de Nicolás Dujovne reveló esta mañana en el Salón Belgrano del Palacio de Hacienda que el gobierno de Cambiemos deja “números inferiores a los esperados”.

“La cosecha muestra resultados y han sido inferiores a los esperados”, aseguró Lacunza haciendo referencia al PBI, la inflación, la pobreza y el trabajo, entre otros valores que han empeorado durante la era Macri.

Sin embargo, el ex ministro de Vidal recalcó que “la siembra, las raíces estructurales de la economía son cimientos condicionantes para un crecimiento de largo plazo”. Allí puso los déficit gemelos, que se volverán equilibrios; la baja de la presión impositiva, la mejora de las cuentas provinciales, una cuenta corriente superavitaria, un tipo de cambio competitivo y exportaciones en crecimiento.

Para dejar en claro los valores que entregarán al próximo gobierno -ante un posible contrarrelato- el 10 de diciembre, Lacunza afirmó que actualmente no existen dudas sobre las cifras oficiales, que son todas públicas.

Finalmente, se refirió a la deuda como el “primer eslabón que el próximo gobierno va a tener que solucionar”.

“El tema de la deuda es el primer eslabón que el próximo gobierno va a tener que encadenar en su plan económico. La negociación debería ser asequible, porque la Argentina tiene un problema de liquidez y no de solvencia”, fue lo poco que Lacunza repitió sobre el futuro de Alberto Fernández y su plan económico. Según el ministro, no hay una transición formal porque no hay aún una contraparte del otro lado.

“Se está cumpliendo consistentemente con la meta”, observó, sobre el objetivo de un déficit fiscal primario del 0,5% del PBI para este año, fijado con el FMI. El ministro dijo que el dato de noviembre, que publicará el equipo de Macri, es consistente con esa meta. “La deuda flotante es la más baja de la historia. Un tercio menos que en 2015”, dijo, a su lado, Rodrigo Pena, secretario de Hacienda, sobre la herencia fiscal que dejarán.

El déficit primario de 2015, con la actual metodología, fue de 3,8% del PBI, según el Gobierno. Aunque el “déficit inercial”, dijo Lacunza, fue de 5,7% del producto, si se suma el fallo de la Corte que devolvió fondos a provincias, el impuesto a las ganancias que se les retornaba a los compradores de dólares en concepto de ganancias y “gastos no registrados” (Plan Gas, Petróleo Plus y pagos de Vialidad “no registrados pero exigibles por las empresas”).

Al momento de combinar ambos temas, Lacunza afirmó sobre la herencia del kirchnerismo: “La deuda actual es fruto de los déficit del pasado”. Entre 2015 y 2019, la deuda pasó de US$240.000 millones a US$314.000 millones. Sobre las tarifas, los funcionarios afirmaron que el 59% de la electricidad ya es pagada por los usuarios (en 2015 era el 9%); en el gas, ya hay una cobertura de 85% (era de 37%), y en el colectivo en AMBA, un 30% (era de 4%).

COMENTARIOS