Belleza

Todo lo que tenés que saber sobre la micropigmentación de pestañas

Si estás pensando en probar esta técnica, prestá atención a ciertas cuestiones

martes 26 de noviembre de 2019 - 7:35 am

La micropigmentación de cejas consiste en la inyección de un pigmento en la dermis o capa media de la piel para rellenar o colorear la zona. Es útil tanto para dar la forma deseada a la ceja como para tapar las partes despobladas de las mismas.

Si tenés ganas de probar esta técnica pero tenés algunas dudas, seguí leyendo.

¿En qué consiste el proceso?

Se lleva a cabo con un dermógrafo con agujas que implantan los pigmentos en una zona determinada del cuerpo, no solo en el rostro. En este caso hablamos de las cejas, pero la micropigmentación con fines estéticos también se hace a nivel capilar para disimular la pérdida de cabello, en los labios para conseguir un maquillaje permanente y en los ojos también con este mismo fin.

Asimismo, también se utiliza para corregir cicatrices en diferentes partes del cuerpo, muchos de ellas producidas por intervenciones quirúrjicas. En este sentido, suele utilizarse para la reconstrucción oncológica de la areola mamaria y el pezón.

¿Es apta para todas?

En general sí, aunque como en cualquier tratamiento, hay excepciones. En concreto, aquellas que padezcan enfermedades en la piel como la urticaria o la psoriasis, así como problemas de coagulación. Asimismo, no es recomendada para embarazadas, personas que estén pasando algún proceso infeccioso o que estén recibiendo tratamientos como quimioterapia o radioterapia.

Por todo ello es importante que acudas a un centro profesional en el que evalúen tu caso y conozcan tu historial para que puedan asesorarte. Independientemente de que tengas alguna afección o no, es importante que hagan una prueba de tolerancia al pigmento antes.

¿Es dolorosa?

La aguja se queda en una capa más superficial de la piel, por lo que duele menos que un tatuaje y, además, se utiliza anestesia tópica en la zona para reducir las molestias.

¿Puedo hacer vida normal justo después?

En general sí, pero es importante tener en cuenta que las horas posteriores al procedimiento, la zona estará hinchada y enrojecida. Además, el color puede ser más llamativo durante la primera semana debido a que la zona está en proceso de curación y cicatrización.

¿Qué cuidados seguir?

Es importante seguir las recomendaciones del especialista. Es posible que te aconseje usar pomada antibiótica en la zona para tratar la pequeña lesión que se ha producido. Asimismo, no exponerse al sol ni darse sesiones de rayos UVA durante el primer mes o mes y medio. La zona que se ha sometido a esta técnica estética está sensible y se pueden producir una hiperpigmentación y/o lesiones. Tampoco se pueden depilar la zona.

¿Cuánto dura?

No es permanente, pero es una solución duradera (de 1 a 3 años) y práctica para aquellas que quieran olvidarse de maquillarse. La duración depende de varios factores como la calidad de los pigmentos usados, el tipo de piel o la edad.

¿Requiere mantenimiento?

A los 30 días de la primera micropigmentación hay que realizar un retoque en las zonas en las que el pigmento no se haya quedado fijado o en las que haya que corregir cualquier imperfección. Es importante para que el resultado sea óptimo y dure lo máximo posible.

Otras recomendaciones

– Elegí un centro con profesionales formados en la micropigmentación y vigilá que cuiden la higiene tanto del material como del lugar.

– Asegurate de que el diseño que te realicen te gusta antes de someterte a la micropigmentación.

– Es importante que el color escogido sea lo más natural posible para un resultado óptimo.

Fuente: En Femenino

COMENTARIOS