Salud

Cómo mejorar las defensas de tu bebé

Qué podés hacer por el sistema inmune de tu hijo

martes 26 de noviembre de 2019 - 7:41 am

El sistema inmune es la línea de defensas del cuerpo que nos protege contra organismos e infecciones que pueden afectar nuestra salud. El de tu bebé es mucho más frágil que el tuyo, pero eso no significa que no cuente con cierta protección que lo ayude a defenderse de organismos infecciosos.

Las mamás son las primeras responsables de proporcionarle anticuerpos al bebé, y esto sucede desde que están en el vientre.

Desde la semana 13 de gestación, las proteínas de defensa generadas por la madre comienzan a cruzar por la placenta. La calidad y la cantidad de estas defensas depende del sistema inmune de ella.

No obstante, es hasta el tercer trimestre cuando la mayoría de las defensas atraviesan la placenta. Por esta razón, muchos bebés prematuros tienen niveles más bajos de anticuerpos.

Una de las primeras medidas es teniendo un embarazo saludable, que cuente con las dosis necesarias de vitaminas y nutrientes. Estas son algunas de las medidas a tomar que ayudarán a mejorar sus defensas:

1- De ser posible, elegí un parto natural

Realizar una cesárea es necesario cuando existe una complicación. No obstante, si tenés la libertad de elegir, optá por parto natural, ya que éste le proporciona una nueva línea de defensas a tu bebé.

Durante el parto natural las bacterias del canal vaginal se transmiten al bebé. Esto ayuda a construir y fortalecer la colonia de bacterias del intestino, que contribuyen a tener un sistema inmune fuerte.

2- Optá por la lactancia

La lactancia es parte fundamental en el desarrollo del bebé. La Organización Mundial de la Salud recomienda que se alimenten únicamente de leche materna durante sus primeros seis meses y ese tiempo también incluye los primeros días de vida.

De hecho, este tiempo es de los principales momentos donde va a recibir una buena dosis de anticuerpos. Sabemos lo complicado y hasta frustrante que puede ser que “no baje leche” en el momento en el que das a luz, y más cuando observás que el primer líquido que produces no es la leche materna que esperabas.

Sin embargo, este primer fluido transparente o de color ligeramente amarillo es un boost de defensas para el bebé, conocido como calostro. El calostro es la primera leche que produce la mamá, y es rica en anticuerpos y nutrientes que protegen a los bebés contra infecciones y enfermedades. Además, es un purgante natural que ayuda a limpiar el estómago del recién nacido.

Leche que producís protege a tu bebé de diarreas, deshidratación, infecciones respiratorias, estreñimiento, cólicos, alergias, reacciones en la piel (granitos o salpullidos), desnutrición, cólera, sarampión, etc.

3- Vacunalo

Las vacunas previenen enfermedades y ayudan al sistema inmunológico a reconocer y combatir elementos nocivos.

4- Limpio, pero no inmaculado

La limpieza de tu hogar y los objetos del bebé es fundamental, pero eso no quiere decir que todo deba estar impecable todo el tiempo.

Los bebés necesitan cierta exposición a microbios y bacterias para experimentar una estimulación inmune, que los ayude a tener defensas fuertes que los protejan contra el desarrollo de alergias.

5- Una dosis de sol

Pequeñas dosis de sol son bastante buenas para los pequeños, ya que es una importante fuente de vitamina D, la cual es necesaria para las células del cuerpo, principalmente para el fortalecimiento del sistema inmunológico.

Es importante que la exposición sea moderada y cuando los rayos hayan perdido su mayor intensidad. Por ejemplo, en la mañana entre 8:00 am y 10:00 am o al final del día.

Fuente: Vix

COMENTARIOS