Sexualidad

Enfermedades que se pueden trasmitir sexualmente

Existen enfermedades de transmisión sexual y otras que no están catalogadas como tales, pero que también pueden adquirirse en el contacto sexual

sábado 23 de noviembre de 2019 - 7:52 am

Existen enfermedades de transmisión sexual (ETS) y otras que no están catalogadas como tales, pero que también pueden adquirirse en el contacto sexual.

Las ETS se contagia entre personas durante el sexo vaginal, bucal o anal. Y aunque son muy comunes, la mayoría no presenta síntomas y pueden ser muy peligrosas para la salud si no son tratadas. Estas pueden ser originadas por virus, bacterias o parásitos.

Hepatitis C

Este es otro tipo de virus que también provoca la inflamación del hígado. A diferencia de la primera, esta enfermedad se puede adquirir exclusivamente a través de los fluidos corporales. Por lo tanto, la forma de evitarlo es utilizando preservativo antes, durante y después del sexo.

Los síntomas son náuseas, fiebre, dolor en articulaciones, fatiga, piel y ojos amarillos, orina amarilla, pérdida de apetito y dolor abdominal.

Virus del papiloma humano (VPH)

Es una de las infecciones más comunes y existen varios tipos diferentes. Sin embargo, una docena de ellos pueden provocar cáncer ovárico.

Hasta el momento no han logrado identificar síntomas claros, pero se puede detectar mediante un exámen ginecológico Actualmente existe una vacuna que previene el VPH y el uso de preservativo ayuda a evitar el contagio.

Sarna

Esta es una de las menos peligrosa y se puede curar fácilmente. Es provocada por ácaros y se puede transmitir durante el contacto piel a piel que existe durante el sexo o incluso por compartir la cama. Provoca erupciones, irritación y mucha picazón..

Infecciones estomacales

Al besarnos o tener relaciones sexuales compartimos nuestros fluídos. Por este motivo es posible contagiarnos de infecciones estomacales ya que las bacterias y parásitos suelen encontrarse en la saliva y algunos fluidos corporales.

Hepatitis A

Es una infección viral extremadamente contagiosa que ataca al hígado. Los síntomas suelen ser náuseas y vómitos, dolor abdominal, orina oscura, piel amarilla, fatiga, pérdida de apetito, fiebre leve y heces pálidas.

La principal forma de adquirir el virus es ingerir alimentos que han sido expuestos a materia fecal. Por lo que una correcta higiene podría ser la clave para evitar estos contagios.

Otras enfermedades de transmisión sexual son las verrugas genitales, gonorrea, clamidia, herpes, VIH/SIDA, sífilis, piojos púbicos, molluscum contagiosum y tricomoniasis.

Fuente: Salud 360

COMENTARIOS