Escándalo

Jelinek explicó el episodio que vivió con un fan en su casa de Nordelta: “Quería…”

Un hombre invitado a una fiesta en su casa terminó escapando del lugar a toda velocidad y rompiendo la barrera de egreso al barrio cerrado Nordelta; hoy, la modelo reveló que el joven había ido al lugar porque "quería algo conmigo"

jueves 21 de noviembre de 2019 - 3:07 pm

La modelo Karina Jelinek protagonizó el fin de semana pasado un extraño episodio en su flamante casa de Nordelta, luego que un invitado a una fiesta en su vivienda rompiera la barrera de la entrada del barrio privado y terminara en la comisaría.

Actualmente, la fiscal Laura Capra investiga la situación ocurrida el domingo 17 por la noche en el barrio Cabos del Lago, en Nordelta.

El joven, de 36 años, fue hasta la casa de Jelinek, pero luego de pagar un monto de dinero y hacer un asado se arrepintió, le quitó la plata e intentó huir en su auto, un Fiat 500 negro. En su escape, el denunciado habría agredido a dos empleados de seguridad y rompió una valla.

Consultada por ese extraño episodio, Jelinek dio su versión del violento acontecimiento, no sin antes revelar que ya tiene conflicto con sus vecinos de Nordelta: “Yo me mudé hace unos meses a Nordelta y festejé tres cumpleaños, con fechas seguidas. Eso molestó un poco a los vecinos. Pero yo antes les consulté al intendente y a la autoridad del barrio para hacer la fiesta. Y sí, capaz hubo alguna queja de algún vecino por la música. No va a volver a pasar. Ya pedí disculpas”.

Luego, un cronista puntualizó: “¿Había una persona llamada Jesús, que tendría una denuncia de tus amigas, que se retiró del lugar de manera violenta, rompiendo una barrera?”.

Y la ex de Leonardo Fariña respondió: “Sí, eso fue terrible. Fue un amigo de una amiga mía. Supuestamente era un chico bien. Hizo el asado, aportó algo para el asado, después se arrepintió y se fue corriendo con el auto. Era un asado que había niños. Él rompió la barrera con el auto, no sé qué tomó que se enloqueció y se fue. Es algo que me sorprendió y me decepcionó muchísimo porque después me enteré que quería algo conmigo. ¡Peor todavía! Se fue con el auto a toda turbina, rompió la barrera y me hizo quedar mal a mí en el barrio”.

Finalmente, en diálogo con Involucrados, Karina cerró: “Esto me dejó una gran lección, porque uno invita a un amigo, que invita a un amigo, que te dicen que es de confianza y me pasó esto. Le puede pasar a cualquiera. Me pasó este garrón y me lo comí… Los vecinos se quejaron”.

COMENTARIOS