Mundo Insólito

Una mujer se perdió su propia despedida de soltera por este insólito motivo

Lo que se suponía que iba a ser solucionado en dos horas, se convirtió en once días privada de su libertad, debido a una “mezcla de datos”, según explicó la mujer que se perdió su despedida de soltera

martes 19 de noviembre de 2019 - 10:33 pm

Johana Milena Ospina Torres salía de Colombia iba a pasar la noche de su vida festejando su despedida de soltera junto a siete amigas, pero terminó de la peor manera posible: fue detenida acusada de secuestro extorsivo.

La mujer viajaba a Curaçao a finales de mayo con otras siete amigas para celebrar la ocasión, pero justo antes de tomar su vuelo, su destino final cambió y terminó en una celda.

Ospina Torres afirmó que la habían confundido con una guerrillera, según le contó a CNN. La persona que recibió su pasaporte y el de sus otras cuatro amigas le preguntó su nombre y verificó insistentemente los datos.

“¿Pasa algo?”, le preguntó ella al funcionario de Migración del Aeropuerto Internacional El Dorado de Bogotá. “Él me dice que todo es muy raro porque me aparece una orden de captura a su nombre por secuestro extorsivo”, continuó la mujer.

Después de ser trasladada por varios puntos de la ciudad para verificar la orden de captura, uno de los policías que la acompañaba le anunció: “Me va a tocar capturarla”.

¿Por qué terminó presa?

Cuando se abrió el caso en 2002 la persona indicada habría estado indocumentada y en el expediente aparecía el nombre “Johana Milena Ospina”, sin segundo apellido, sin número de cédula y sin foto para identificarla.

Pero el caso se reabrió y la presunta culpable pasó a ser “Johana Milena Ospina Torres”, esta vez con segundo apellido, y con el mismo número de cédula y fecha de nacimiento que la mujer en cuestión.

Sin embargo, un error en la orden de captura jugó a su favor: el nombre de los padres en el papel no coincidía con los de ella y además, la persona que supuestamente había cometido el delito vivía en otra ciudad en la que ella nunca ha vivido.

Su abogado presentó un recurso de Habeas Corpus, una petición para legalizar la captura de un individuo en 36 horas, de lo contrario debe salir libre, pero también se lo negaron.

Un juzgado de Medellín ratificó la orden de captura y le avisaron que al día siguiente sería trasladada a la prisión de mujeres de Bogotá “El Buen Pastor”.

“Ese momento fue muy duro”, recordó la mujer. “Empecé a llorar, desconsolada; decía ¡cómo puede ser que un juez valide una orden de captura! ¿Con qué información lo está haciendo si no soy esa persona?”, añadió.

En Colombia, el delito de secuestro extorsivo está tipificado en el código penal y puede acarrear una pena de prisión de entre 18 y 28 años y una multa de hasta USD 1 millón. Sin embargo, el mismo viernes le concedieron la salida, pero recién once días después de haber sido capturada pudo recuperar su libertad por trámites administrativos. Ella sigue vinculada al caso, pero en libertad.

COMENTARIOS