Salud

La importancia de evitar la presión alta durante el embarazo

Cuáles son los riegos de que sea elevada en la etapa de gestación

miércoles 20 de noviembre de 2019 - 7:00 am

La presión alta puede causar problemas para vos y tu bebé durante el embarazo, incluyendo preeclampsia y nacimiento prematuro. Por lo general no causa síntomas, por lo que es importante realizar controles.

Algunas mujeres tienen alta presión arterial antes de quedar embarazadas. Otras la desarrollan por primera vez durante esta etapa. Estos son los problemas que pueden generar durante la gestación:

Preeclampsia. Sucede cuando la embarazada tiene alta presión arterial y señales de que algunos de sus órganos, como los riñones y el hígado, no están funcionando bien. Los síntomas incluyen tener proteína en la orina, cambios en la visión y dolores de cabeza severos. Aunque sea leve, se necesita tratamiento para que no empeore. Sino, puede causar daño renal, del hígado y del cerebro.

Nacimiento prematuro. Es el que sucede muy temprano, antes de las 37 semanas de embarazo. Incluso con tratamiento, la embarazada con hipertensión arterial grave o preeclampsia quizás deba tener al bebé temprano para evitar serios problemas de salud para ambos. Además hay más posibilidades de un parto por cesárea.

Bajo peso al nacer. Esto sucede cuando el bebé pesa menos de 2,5 kilos. La alta presión puede constreñir los vasos sanguíneos del útero (matriz). Es posible que no reciba suficiente oxígeno y nutrientes, lo cual hace que crezca más lentamente.

Desprendimiento de la placenta. Esta es una condición seria en donde se desprende de la pared del útero antes del nacimiento. Si esto sucede, es posible que el bebé no reciba suficiente oxígeno y nutrientes. También puede tener sangrado vaginal serio. La placenta crece en el útero y provee nutrientes y oxígeno a través del cordón umbilical.

Existen dos tipos de alta presión arterial que puede suceder durante el embarazo:

1. Hipertensión crónica. Es la alta presión arterial que ya se tiene antes de quedar embarazada o que se manifiesta antes de las 20 semanas de embarazo. No desaparece una vez que el bebé nazca. Alrededor de 1 de cada 4 mujeres con hipertensión crónica (25 por ciento) desarrolla preeclampsia durante el embarazo.

Si estabas tomando medicamento para la hipertensión crónica antes del embarazo, tu médico se asegurará de que sea seguro tomarlo durante el embarazo.

2.  Hipertensión gestacional. Es un tipo de alta presión arterial que sólo tienen las embarazadas. Este problema comienza después de las 20 semanas de embarazo y desaparece después de que nace el bebé.

Por lo general causa un pequeño aumento en la presión arterial, pero algunas desarrollan hipertensión grave y podrían correr riesgo de sufrir complicaciones más serias más adelante, como la preeclampsia. Lograr un peso saludable antes del embarazo puede reducir sus probabilidades de tener este problema.

Comer alimentos sanos, no fumar, mantenerse activa y lograr un peso sano después del embarazo pueden ayudar a prevenir la alta presión arterial en el futuro.

Fuente: Nacer sano

COMENTARIOS