Salud

Por qué no debemos ignorar el llanto del bebé

Por qué es importante no desatender su única forma de comunicación

domingo 17 de noviembre de 2019 - 7:02 am

El llanto es la única forma de comunicación con la que cuenta el bebé. Es un reclamo, una forma de decir “necesito tu ayuda” y es por eso que nunca debemos ignorarlo.

El sonido que produce es algo que capta la atención de una manera que pocos otros sonidos pueden hacerlo. Nos pone alerta. Se activa en los adultos una respuesta al instinto de supervivencia, es la forma del bebé de expresar que se encuentra frente a una situación de peligro, ya sea que tenga hambre, frío, calor o necesite la protección de los brazos de mamá.

La imposibilidad de ignorar el llanto está vinculada a una reacción primaria, inconsciente. Aunque quisiéramos, no podríamos bloquear esa respuesta, porque nuestro cerebro dice que ese indefenso bebé necesita que se le atienda.

Desde luego, no debe ser desatendido. Nos está diciendo que necesita algo y no responder a ese mecanismo tiene consecuencias fisiológicas y psicológicas, como ser ignorado en sus necesidades básicas y sentir que ni siquiera sus padres, sus protectores, son capaces de consolarle.

Lo primero que hay que hacer es intentar reconocer el motivo. Cuando conocemos a nuestro bebé, ya sabemos distinguir cuando es por hambre, por sueño, porque le duele la panza o por el motivo que sea.

Aún así, a veces, aunque sus necesidades básicas de alimento, sueño y abrigo están cubiertas, puede seguir llorando. La mayoría de las veces se debe a la necesidad de contacto físico, ya que necesita nuestro calor y nuestra protección. Por tanto, la primera opción es tomarlo en brazos.

También hay otras formas como envolverlo rodeando su cuerpo con una manta suave con los brazos y las piernas dentro del arrullo, balancearlo, o ponerlo al pecho, ya que aunque no tenga hambre con la succión no nutritiva se siente reconfortado.

Fuente: Bebés y más

COMENTARIOS