Renuncia de Evo Morales

La presidenta interina de Bolivia apuntó contra Evo Morales: “Es un estafador de la democracia”

Jeanine Añez, quien asumió ayer por la tarde, aseguró que el exmandatario "se fue porque no se atrevía a responderle al país"

miércoles 13 de noviembre de 2019 - 11:07 am

La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Añez, apuntó contra el mandatario saliente Evo Morales luego que éste renunciara: “Don Evo Morales es un estafador de la democracia”, disparó la exvicepresidenta de la Cámara de Senadores de Bolivia.

En una entrevista con la cadena CNN, Añez respondió a las acusaciones de Morales, quien, desde México, criticó a Áñez por haber puesto en marcha una asunción anticonstitucional pese a no haber contado con el quórum necesario y la responsabilizó por un presunto golpe de Estado“Aquí lo que ha habido -por necesidad y por urgencia- es una sucesión constitucional avalada por el tribunal. No podía haber ausencia de Estado, el vandalismo estaba en la calle”, dijo Áñez.

Dos días después de la renuncia de Morales, la mandataria interina apuntó contra el expresidente y lo acusó de “causar el desorden” en la calle. “Respondimos a esa demanda de la sociedad de pacificar Bolivia, asumimos ese reto porque no podemos estar indiferentes ante la situación caótica en la que nos dejó el presidente Morales para prorrogarse en el poder“, afirmó.

Sobre la falta de quorum en la legislatura, Áñez indicó que, desde la oposición a Morales, “hicieron todos los esfuerzos para que los parlamentarios pudieran sesionar y así darle un mínimo de apego a la Constitución”, pero volvió a apuntar contra el partido de Morales, el Movimiento al Socialismo ( MAS): “De una manera mal intencionada hubo estas renuncias para causar el desorden de la calle”.

Áñez escaló de su puesto como vicepresidenta del Senado tras las renuncias de los funcionarios que estaban encima de ella en la línea sucesoria. “Don Evo Morales es un estafador de la democracia”, aseguró. “La demanda de la sociedad era pacificar Bolivia, nosotros hemos asumido a eso”, agregó.

Luego de su asunción, ya con la banda presidencial puesta, saludó desde los balcones del Palacio Quemado, nuevamente con una enorme Biblia en su mano. “Que nunca más se robe el voto a los bolivianos”, pidió.

Áñez explicó los futuros pasos a seguir durante su corto mandato y dijo: “Este es un gobierno de transición donde en primera instancia lo que vamos a hacer es elegir un Tribunal Supremo Electoral con gente meritoria, que no tenga que darle cuentas a un partido político”. Una vez más, apuntó contra Morales y lo acusó de “montar un fraude descarado”.

Luego de elegir el tribunal, la mandataria explicó que convocarán a elecciones “lo más pronto posible, para que el pueblo tenga a un presidente elegido por nosotros, no con engaño”, concluyó.

COMENTARIOS