Economía

Por el cepo cambiario, cada vez más argentinos se refugian en monedas digitales

Las limitaciones para extraer divisa extranjera impuestas por el Banco Central hicieron que muchos ciudadanos apuesten a otro tipo de monedas.

miércoles 13 de noviembre de 2019 - 10:56 am

El duro cepo cambiario impuesto por el Banco Central, que permite extraer hasta USD 200 mensuales, hizo que muchos argentinos se refugiaran en otros tipos de monedas, las digitales.

Para que eso ocurriera, el BCRA limitó previamente otros mecanismos para dolarizarse, en principio las tarjetas de crédito y luego otros, como ser:

Dólar “Casino”: el uso de juegos de azar para hacerse de billetes (cruzar al Uruguay, comprar fichas con tarjetas, no usarlas y cambiarlas por dólares en otra ventanilla)

Dólar “Paypal”: cargar saldo con tarjetas de crédito a una cuenta de esta plataforma de pago y traerlos a la Argentina a través de empresas como Nubi

Dólar “Quiena”: la transferencia de fondos a cuentas de administradores de inversiones en el exterior

Entre otras maniobras que complementan el “conta con liqui” (comprar acciones en el país en pesos y venderlas en Wall Street en dólares). Es que los argentinos se sienten presos de una inflación que ellos no generaron y, como si esto fuese poco, quedaron impedidos de resguardar su dinero recuriendo a signos monetarios más estables.

En este contexto, cada vez más ahorristas se vuelcan a otro recurso para dolarizarse: la compra de monedas digitales de proveedores locales, ya que pueden ser adquiridas en el país con pesos (en redes como Rapipago o Pago Fácil), transferencias bancarias y tarjetas de crédito. Tanto es así que luego de los comicios y tras el endurecimiento del cepo, esta alternativa no para de batir récords de operaciones.

Sólo en la plataforma LocalBitcoins, una especie de Mercado Libre de divisas virtuales que reúne a compradores y vendedores, se operó $19 millones en la última semana y el boom se extendió a los exchanges, como se denomina a las casas de cambio de bitcoin del país.

“Resulta sorprendente. Las operaciones se cuadruplicaron luego de que el Gobierno endureciera el cepo”, revela a iProUP Matías Bari, CEO de Satoshitango, una plataforma que permite la compraventa de monedas digitales en moneda local y utiliza la red de Rapipago. Con ritmo sostenido, el ticket promedio ronda los $25.000.

Andrés Fleischer, COO de Ripio, coincide: “Las compras de bitcoins crecieron de manera significativa. Más aun, ya que este tipo de transacciones no depende del horario bancario”. En el mercado ponen cifras al asunto: el volumen se cuadruplicó y al menos dos de cada diez personas no tienen experiencia en mercados digitales.

De hecho, el interés se pone en evidencia con la llegada de Huobi, la primera casa de cambio multinacional que tiene sede en la Argentina. “El cepo no es una traba, porque nosotros operaremos con pesos, así que la gente puede usar tanto para comprar como para vender”, señala Carlos Banfi, presidente ejecutivo de la filial local.

“En este momento, la plataforma ya está operativa con más de 200 pares de criptomonedas. En diciembre, permitiremos las operaciones con tarjeta de crédito y transferencia”, completa en diálogo con iProUP.

El nuevo refugio

Ante la elevada incertidumbre política y económica, muchos argentinos ven a las monedas digitales como el gran refugio para proteger su capital.

“Los resultados de las elecciones confirmaron que se irá hacia otro rumbo económico. A esto hay que sumarle medidas del actual gobierno que resultan difíciles de digerir”, expresa Alberto Vega, gerente regional de BitPay.

Según el directivo, “el 31 de octubre de 2019 quedará en la historia local como el día que, por primera vez, el BCRA estableció una medida para bloquear la compra de monedas digitales con tarjetas de crédito en los exchanges del exterior”.

COMENTARIOS