Renuncia de Evo Morales

¿Qué países denunciaron un “golpe de Estado” contra Evo Morales?

La salida del mandatario generó una grieta entre distintos jefes políticos del mundo con respecto a la situación política del país latinoamericano.

martes 12 de noviembre de 2019 - 5:50 pm

Uruguay y Venezuela son los únicos dos países de la región sudamericana que oficialmente interpretan la salida de Evo Morales como un golpe de estado. En esta línea, se sumaron otros dos países del continente como Cuba y México, donde el presidente Manuel López Obrador le brindó asilo político al ex mandatario de Bolivia.

El gobierno oriental publicó un comunicado en el que aseguran que el quiebre institucional y la renuncia del mandatario sumieron al país “en el caos y la violencia”. “El Uruguay considera que no existe argumento que pueda justificar estos actos, en particular habiendo anunciado pocas horas antes el Presidente Evo Morales su intención de convocar nuevas elecciones, a partir del informe producido por la misión electoral de la Organización de Estados Americanos”, afirma el escrito.

México fue uno de los primeros en pronunciarse en contra de la renuncia forzada de Evo Morales, a quien brindó asilo político y recibió en el día de hoy. “Los golpes militares nunca han traído nada positivo, suspenden la vida democrática, los derechos de las personas y, por consiguiente, estamos muy preocupados”, dijo el mandatario mexicano López Obrador, subscribiendo las palabras de su ministro de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

Además de las naciones sudamericanas, Rusia es otro país que condenó el accionar de la oposición boliviana, advirtiendo desde el Ministerio de Relaciones Exteriores ruso que hubo un “golpe de Estado orquestado”. “Acogemos con alarma la dramática evolución de acontecimientos en Bolivia, donde una oleada de violencia desatada por la oposición impidió agotar el mandato presidencial de Evo Morales”, señalaron desde el Gobierno ruso, según publicó el medio local Sputniknews.

Por otro lado y en la misma sintonía, Nicolas Maduro fijó la postura del gobierno venezolano a través de su cuenta oficial de Twitter: “El informe de la Organización de Estados Americanos fue la puñalada y el desencadenante que generó mayores focos de violencia. Han desatado una brutal represión en contra del pueblo boliviano. La OEA forma parte de este golpe de Estado contra nuestro hermano Evo Morales”.

COMENTARIOS