Fútbol Sudamericano

El día que Colón venció al Santos de Pelé y la leyenda de “El Cementerio de los Elefantes”

Quizá el partido más importante de la historia del club santafecino hasta el día de la fecha, en el que jugará la final de la Copa Sudamericana

sábado 9 de noviembre de 2019 - 4:42 pm

En vísperas del partido más importante de la historia de Colón, vale la pena recordar lo que pasó a 55 años, más precisamente el 10 de mayo de 1964. El humilde equipo recién ascendido a la segunda división del fútbol argentino se enfrentó con el poderoso Santos de Pelé, tricampeón brasilero y bicampeón de América y el mundo por entonces.

El conjunto de San Pablo, en el marco de una gira amistosa, le había ganado a Boca, Racing, Talleres de Córdoba y Godoy Cruz, hasta que tuvo que viajar a Santa Fe. En el Estadio Brigadier Estanislao López, se dio lo que nadie podía imaginar.

En una cancha de Barrio Centenario de tablones, con cinco mil espectadores más de lo permitido, una multitud sabalera veía como el mejor futbolista del planeta metía el 1-0 para los brasileros, que querían extender su invicto de 43 cotejos.

“Cuando nos estábamos cambiando en el vestuario, René Romero -el arquero suplente- me dijo: ‘No sé para qué nos hacen jugar este partido contra estos negros que nos van a hacer diez goles’, y yo para embromarlo le dije que no, que les íbamos a ganar”, recordó el Chiji Norberto Serenotti a Enganche, de Página 12.

Pero Fernando López, tras una gran jugada de Serenotti, lo empató para el local. Pese a que esto ya era un hecho histórico para el club, a tres minutos del cierre, Luis “Motoneta” López desbordó por derecha para el ingreso coleador de Demetrio “Ploto” Gómez, que con un cabezazo descolocó al arquero Gilmar para dar vuelta el encuentro.

Así empezó a nacer el mito del Sabalero y su estadio, que meses más tarde sería rebautizado por el diario El Litoral como “El Cementerio de los Elefantes”. También en 1963, luego de vencer a la selección argentina por 2-0 en septiembre, en noviembre le ganó a River Plate en otro amistoso por 2-1. Otro grande que caía para darle vida a un apodo que persiste hasta hoy día.

COMENTARIOS