Gasto Público

Duro informe sobre el Estado argentino: “El Gabinete de Macri es uno de los más grandes de América Latina”

Un informe del Cippec -sin valores comparativos- muestra que en la era Macri el aparato estatal se amplió de manera significativa; lo describe como el más grande desde la vuelta de la democracia

viernes 8 de noviembre de 2019 - 10:45 am

Un informe del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec) reveló la magnitud del aparato estatal durante la era Macri. Su conlcusión, contundente: “El gabinete de Mauricio Macri es uno de los más grandes de América latina, y también desde la vuelta de la democracia en la Argentina desde 1983”, aunque no muestra valores comparativos.

Los resultados forman parte de un paper del Cippec llamado “GPS del Estado-Radiografía y balance de la Administración Pública Nacional 2015–2019. El círculo vicioso entre el deterioro fiscal y el escaso desarrollo de las capacidades estatales”, de Gonzalo Diéguez, José Gasparin, Jimena Rubio y Lucía Aruanno, que se presentó en forma anticipada a la prensa, en un encuentro del que participó Infobae, y que luego también se le acercó a las autoridades nacionales, según pudo constatar este medio.

Para llegar a esa conclusión, los autores del informe se concentraron exclusivamente en la estructura organizativa de la Administración Pública Nacional, el organigrama del Poder Ejecutivo, con cargos y funciones, y su evolución desde 2016 hasta la actualidad, sin incluir referencias a la totalidad de la nómina de empleados asalariados y contratados; y sin agregar las empresas públicas y organismos descentralizados.

Sobre esa base, se concluyó: “en el período no hubo un patrón de reducción, y por el contrario, se generaron costos para hacer políticas públicas, porque persistieron las dificultades para plantear propuestas de largo plazo y construir confianza, al mantener una burocracia tan inestable que afecta no sólo a los cargos políticos, sino también técnicos”, observaron los investigadores de Cippec.

El trabajo hizo foco en que mientras a fines de 2015 se contaban 669 cargos distribuidos en 18 Ministerios; 69 Secretarías de Estado; 290 direcciones nacionales; 166 subsecretarías; y 127 direcciones generales; se elevó a 880 en 2017, y luego, con la crisis cambiaria y el ajuste del gasto público para poder acceder a un acuerdo de crédito stand-by a mediados de 2018 se volvió a una estructura de 694 cargos, y en 2019 totalizaba 691 casilleros, sin especificar cuántos empleados tenían a cargo por área y en esos años.

Como consecuencia de ese proceso, se estimó: “el resultado fiscal de la Administración Pública Nacional, no incluye ni empresas, ni organismos descentralizados, ni provincias ni municipios, pasó de un déficit de 3,7% del PBI en 2015 a 5,6% en 2018, y se prevé que cierre 2019 con un resultado negativo que rondaría 4% del PBI”.

Y concluye, previo detallar que solo “17% de los funcionarios técnicos mantuvo el puesto durante los 4 años de gobierno de Cambiemos; y 24% en el caso de los funcionarios políticos”, que la persistencia de esos desequilibrios “se explica, en parte, por el deterioro de los ingresos al arca del Estado, por la reducción de impuestos; la devolución a provincias de los fondos que financiaban Anses, así como también por los bajos niveles de actividad económica”.

“La baja permanencia de los funcionarios técnicos muestra que faltaron políticas de profesionalización, como procesos meritocráticos de selección y de trayectoria profesional con cierta independencia de los vaivenes políticos”, sostuvo Gonzalo Diéguez, director de Gestión Pública de Cippec y coautor del documento.

Hasta el primer trimestre de 2019 en el gobierno de Macri, hubo 125 llamados a concursos para cargos ejecutivos en la administración pública nacional central. Sin embargo, su impacto fue poco significativo: las posiciones finalmente concursadas hasta principios de 2019 eran solo un 5% del total del nivel directivo.

COMENTARIOS