Espectáculos general

Guido Süller anunció la muerte de “El Larva” y reveló detalles de sus últimos días

Se llamaba Pablo Turrión y tenía 39 años. Su última aparición televisiva fue en 2016 cuando lo descubrieron vendiendo alfajores en el tren

viernes 8 de noviembre de 2019 - 11:11 am

Guido Suller anunció en Twitter la muerte de “El Larva”, quien fuera su “asistente” en el entrañable programa Zap, que condujo Marcelo Polino hasta 2002 por Canal Nueve. “Quiero contarles que el día de ayer falleció Pablo Turrión, alias ‘El Larva'”, escribió en Twitter.

Y añadió, en diálogo con Ciudad Magazine: “Tenía HIV hace muchos años y no tomaba la medicación, tuvo una vida muy triste”.

Las repercusiones a su anuncio no se hicieron esperar, y mucha gente recordó la canción que “El Larva” interpretó para Guido, que se sigue viralizando a casi dos décadas de la salida del programa.

“Me lo contó la prima. Yo no lo veía hace un par de años. Era un chico especial, en el sentido que era un poco conflictivo. Yo lo quería y él a mí, nos respetábamos mucho”. le contó Guido a Clarín.

Y agregó: “Hace unos meses se fue a probar suerte a Santiago de Chile, porque acá intentó de todo pero nunca le fue bien: vendía alfajores en los trenes, jugo de naranja en las esquinas del centro… Y a principios de octubre lo llamó al tío para pedirle que le pague un pasaje porque necesitaba volver a Buenos Aires. Cuando lo fueron a buscar lo encontraron en un estado deplorable de salud”.

“Lo internaron en el Hospital Fernández, donde estuvo luchando entre la vida y la muerte. Duró un mes y le ganó la muerte, pobrecito”, cerró su relato Guido.

En el año 2016, Pablo reapareció en televisión luego de que trascendiera un video en el que se lo veía vendiendo alfajores en la línea Mitre. Invitado a Infama, El Larva recordó sus años en ZAP y contó las dificultades que tuvo para seguir adelante con su vida después de la fama.

Trabajó en dos call centers y fue analista de sistemas durante 5 años en la empresa IBM. Y en algún momento decidió travestirse y dedicarse a la prostitución “por diversión”, usando la ropa y los tapados que le regalaban Guido y Silvia Süller.

Además, en ese mismo reportaje, contó que tuvo graves problemas de adicción a la cocaína y que a pesar de que hizo varios tratamientos nunca logró recuperarse. “La gente me reconoce pero tiene buena onda, tiene lindos recuerdos de mí”, decía Pablo con orgullo.

Marcelo Polino también expresó su dolor tras la muerte del Larva. “El mejor de los recuerdos”, escribió.

COMENTARIOS