Mundo Insólito

Sin querer queriendo: compró 1000 gallinas por Internet y ahora no sabe qué hacer con ellas

El hombre respondió al anuncio de una granja que estaba cerrando y ahora no sabe qué hacer con los animales

martes 5 de noviembre de 2019 - 10:34 pm

Un neozelandés metió mal el dedo y compró, en una plataforma de comercio online, un total de 1000 gallinas cuando, en realidad, solamente quería una. El insólito incidente ocurrió este fin de semana en la ciudad de Hamilton, al norte de ese país, donde Steve Morrow ya recibió su pedido y no tiene idea de qué hacer con él.

El desafortunado comprador navegaba por Trade Me, un portal local de ventas y subastas, cuando se topó con el anuncio de una pequeña granja ubicada en West Auckland donde sus dueños informaban su cierre definitivo y su voluntad de liquidar todas las aves en su interior antes del lunes.

“Como medida de urgencia, necesitamos mover aproximadamente 1000 gallinas”, explicitaba la descripción del aviso. Sin embargo, Morrow leyó mal y asumió que podía comprar las gallinas por unidad, por lo que decidió hacer una oferta de U$S1,5 por un único ejemplar.

Para su sorpresa, a los pocos segundos de haber realizado esta acción un nuevo cartel emergió en su pantalla y le comunicó que había ganado la subasta. Fue entonces cuando el vendedor, llamado Matthew Blomfield, se alegró en informarle que había comprado un total de 1000 gallinas por ese bajo monto.

“Pensaba que el mejor postor podría tomar tantas aves como quisiera y que el vendedor continuaría subastando al resto de ellas hasta que se hubieran agotado”, declaró Morrow a medios locales, y agregó: “Cuando hablé con el hombre y me dijo que era por 1000 gallinas … Dios santo, me quedé atónito. Leí hasta tres veces el anuncio y la redacción era confusa”.

Por su parte, Blomfield se expresó en desacuerdo con los dichos del comprador, y explicó que en el texto del aviso se mencionaba hasta tres veces que la oferta era por 1000 gallinas. “Era muy difícil equivocarse”, sentenció.

Mientras tanto, la totalidad de los animales ya fueron llevados a la propiedad del hombre, que, desesperado, decidió difundir el particular incidente a través de Internet para dar con alguien que pueda hacerse cargo de ellas: “La reacción en las redes sociales fue sido tremenda y abrumadora. Publiqué el post porque realmente quiero que las gallinas vivan. El anuncio en la subasta fue un poco confuso, pero ahora que son mías quiero que estén seguras”, remató.

COMENTARIOS