Sexualidad

Qué enfermedades puede reflejar el flujo vaginal según su color

A qué características debemos prestarle atención

miércoles 6 de noviembre de 2019 - 7:54 am

El flujo vaginal mantiene sanos los tejidos vaginales y también lubrica la zona íntima. En algún momento de nuestra vida, todas las mujeres llegan a manchar nuestra ropa interior con este fluido que, por lo regular, tiene una consistencia clara, cremosa, suave y un olor ligeramente dulce.

Presentar cambios en el flujo revela mucho sobre la salud.  hasta enfermedades de transmisión sexual. Es muy importante prestarle atención ya que, cuando tiene algún cambio de color, olor o consistencia al que estamos acostumbradas lo más probable es que se deba a una infección vaginal o una enfermedad de transmisión sexual, por ello, la variación de color, mal olor, tener irritación o comezón son razones para consultar a un ginecólogo.

Flujo vaginal blanco

Normalmente es de color blanco o claro, pero cuando el color es muy intenso y está acompañado de grumos y otros síntomas como enrojecimiento, picazón, ardor en la zona íntima o dolor al mantener relaciones sexuales, se debe a una candidiasis vaginal, una infección vaginal muy común.

Se puede tratar con algún medicamento que contenga fluconazol y como tip podés consumir yogur probiótico para que la flora bacteriana se regularice.

La presencia de flujo blanco, comezón, ardor en la zona íntima y un olor fuerte y desagradable como a “pescado podrido” puede deberse a una vaginosis bacteriana, en este caso, lo más recomendable es consultar a un ginecólogo y tu pareja deberá usar preservativo por un tiempo.

Flujo amarillo o verdoso

Cuando es de este color y está acompañado de otros síntomas como comezón, ardor al orinar y enrojecimiento en la vagina se debe a la tricomoniasis o clamidia, una infección vaginal y enfermedad de transmisión sexual que se transmite al mantener relaciones sin protección.

Tener flujo amarillo también puede deberse a una uretritis, es decir, una inflamación en la uretra ocasionada por una infección, en la mayoría de los casos, es muy frecuente en las mujeres que padecen de infección en las vías urinarias o que no tienen una higiene adecuada en su zona íntima.

Flujo de color marrón o con sangre

Tener este tipo de flujo vaginal cuando no se está menstruano, dolor y ardor al orinar se debe a la gonorrea, una enfermedad de transmisión sexual producida por una bacteria llamada gonococo, la cual se encuentra en el esperma del semen, el líquido preeyaculatorio o en las secreciones vaginales. El flujo marrón también puede ser causado por las siguientes enfermedades:

– Enfermedad inflamatoria pélvica

– Quistes en los ovarios

– Síndrome del ovario poliquístico

– Cáncer de útero

– Irritación del cuello uterino

Si el flujo vaginal es marrón y dura más de tres días, está acompañado de síntomas como dolor abdominal, comezón en la zona íntima, un olor fétido y tiene sangre, consultá cuanto antes a un ginecólogo.

Flujo rosa

Puede indicar que serás mamá dentro de algunos meses, normalmente, se presenta hasta tres días después de tener relaciones sexuales y significa que el óvulo ha sido fecundado. Sin embargo, también puede ser un síntoma de trastornos hormonales, cáncer genital o endometriosis, por ello, si este tipo de flujo se presenta durante varios días, consultá a tu médico, una detección temprana hace marca toda la diferencia.

Flujo transparente

Cuando es transparente y tiene una apariencia a clara de huevo, significa que estás en tu periodo fértil y si decidís tener relaciones sexuales sin protección aumentás la probabilidad de lograr un embarazo.

Ante todo, se recomienda que la ropa interior sea cien por ciento de algodón, evitar el uso de papel higiénico perfumado, no uses todos los días protectores ya que podrías provocar la aparición de infecciones vaginales, sobre todo, si no solés cambiarlos al menos tres veces al día.

Fuente: Salud 180

COMENTARIOS