NBA

Los Ángeles-Dallas: La noche en la que LeBron James y Luka Doncic hicieron historia juntos en la NBA

Los Lakers le ganaron a los Mavericks en la prórroga 110-119 con 39 puntos, 12 rebotes y 16 asistencias para The King y 31, 13 y 15 para el esloveno, en una jornada histórica

sábado 2 de noviembre de 2019 - 1:06 pm

Pocas veces habrá un partido como el que se dio anoche entre Lakers y Dallas. Los Ángeles le ganaron a los Mavericks en la prórroga 110-119 pero, mas allá de haber sido un partidazo con todos los condimentos, el resultado quedó a un segundo plano con las estelares actuaciones de las estrellas de ambos lados: LeBron James y Luka Doncic.

Primero, cabe destacar la sobrenatural actuación de un LeBron que, a sus 34 años, parece haber encontrado la fuente de la juventud. Con sus 39 puntos, 12 rebotes y 16 asistencias, el alero estadounidense se transformó en el primer jugador de los Lakers con un triple-doble de 30 puntos, 15 asistencias y 10 rebotes desde Magic Johnson en 1990.

De yapa, LeBron se convirtió en el tercer jugador en la historia en alcanzar 30 triples-dobles con, al menos, 30 puntos, uniéndose al club con Oscar Robertson y Russell Westbrook.

Pero The King no iba a llevarse todos los flashes de la noche en el American Airlines Center, de Texas. Del otro lado estaba el joven sensación, el asesino sigiloso de Luka Doncic. El esloveno firmó con sus 31 puntos, 13 rebotes y 15 asistencias el décimo triple-doble de su carrera, el que más rápido lo consiguió antes de los 21 en la NBA.

Y por si fuera poco, todavía queda más. El joven base de los Mavericks se convirtió en el jugador más joven de todos los tiempos en protagonizar un triple-doble ante los Lakers, y también el más joven en lograrlo ante LeBron James. Un irrespetuoso.

No solo hicieron historia cada uno en su palmarés personal, sino que juntos hicieron de un Lakers-Dallas de temporada regular, un partido que quedará en la memoria de los fanáticos del deporte: es que The King y The Wonderboy se convirtieron en los primeros rivales directos en un partido en lograr un triple-doble con 15 asistencias en la historia de la NBA.

Al final del partido, por separado, ambos hablaron del jugador que tuvieron enfrente. Doncic dijo de LeBron: “Fue una locura. Es mi ídolo y lo ha sido siempre desde el principio. Poder enfrentarme a él, combinarnos para hacer esos triples-dobles y escuchar decir esas palabras después, es realmente especial”.

LeBron, por su parte se refirió así del esloveno: “Nunca sabes a quién inspirarás en tu camino y es realmente bueno poder inspirar a un niño que ni siquiera creció en los Estados Unidos jugando al baloncesto de la manera correcta, involucrado y pensando puramente en el juego”.

COMENTARIOS