Salud

Primeros auxilios: qué cosas no debés hacer

Acciones que pueden perjudicar el estado de la persona

sábado 2 de noviembre de 2019 - 7:18 am

En ocasiones, aunque queramos ayudar, existen varios errores bastante comunes a la hora de intentar brindar los primeros auxilios a una persona que acaba de tener un accidente médico.

Primeramente, hay que definir qué son los primeros auxilios, lo cuales no deben confundirse con la Reanimación cardiopulmonar (RCP). Mientras que, el segundo se trata de un procedimiento de emergencia, y sólo se utiliza en situaciones específicas como un paro cardiorrespiratorio, los primeros auxilios son una serie de actividades que se realizan ante una emergencia médica, antes de la persona sea trasladada a un hospital.

Las actividades de primeros auxilios pueden salvar la vida de alguien que se encuentre esperando la ayuda de algún servicio médico, pero muchas veces las recomendaciones son mal dichas o entendidas, por lo que surgen los errores que se realizan comúnmente a la hora de intentar brindar nuestra ayuda:

Creer que a vos no te pasará

El error más común es pensar que probablemente jamás viviremos una situación de emergencia y por consecuencia, no nos preocupamos de realizar ningún tipo de curso, ni de investigar.

Primero tu seguridad

Si al momento de ayudar observás que esta acción pone en riesgo tu vida, lo más recomendable es que no lo hagas, puesto que, si no cuidas tu propia seguridad, la otra persona a la que ayudes se encontrará desamparado.

No levantes a alguien desmayado

Al no saber con certeza por qué razón fue que aquello ocurrió, lo recomendable es dejarla en el piso, boca arriba, y verificar si se encuentra respirando acercando nuestra cabeza a su nariz y si existe exhalación, aún no está en riesgo de muerte.

No esperar a que la crisis convulsiva termine

En ocasiones, cuando vemos a alguien que convulsiona nos ponemos nerviosos porque pensamos que podría morderse o tragarse su propia lengua, pero aquello no es cierto, por lo que intentar meter algo dentro de su boca, es un error bastante común. Sin embargo, lo mejor que se puede hacer en una situación así es llamar inmediatamente a urgencias y cuidar que la persona no se encuentre cerca de algún elemento que puede hacerle daño en la cabeza.

Cuando una persona está convulsionando queremos ponerle algo en la boca porque se va a tragar la lengua, eso no es cierto. Lo que hay que hacer es esperar a que pase la crisis.

No poner calor, ni hielo directo a una lesión

En circunstancias como lesiones o esguinces, lo importante es relajar el músculo colocando frío local, es decir algún hielo que no se coloque directamente en la región accidentada. Bajo ninguna circunstancia se sugiere el uso de calor sobre alguna de las heridas ya que esto podría perjudicar mucho más que beneficiar a la persona en cuestión.

Fuente: Salud 180

COMENTARIOS