Sociedad

Haciendo historia: un nene trans de 6 años consiguió su nuevo DNI en Río Negro

Afortunadamente, en Río Negro su caso allanó el camino para nuevos trámites. Según cuenta la mamá de Bruno, "una de las nenas comenzó su acta registral hace un mes y medio y ya le entregaron su nuevo documento"

martes 29 de octubre de 2019 - 9:59 pm

Bruno, un nene trans de 6 años, se convirtió en la persona más joven de Río Negro en lograr su cambio de DNI. El trámite se realizó con el acompañamiento del área de Diversidad del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia, que ya otorgó cinco cambios de identidad a menores de edad.

En mayo de 2018, Fernanda cocinaba en su casa de General Roca, mientras su pareja se encargaba de bañar a sus dos hijas. Fue allí cuando una consulta de la menor le hizo comprender que se autopercibía como varón.

“Mi pareja me contó que el nene le preguntaba cuándo le iba a crecer el pene. Le dije que eso no le iba a pasar porque le pasa a los varones y ella era nena”, contó a TN. Bruno le respondió: “Yo soy un nene”.

A partir de ese día, Nina comenzó a llamarse Nino y pidió que la traten como varón, se cortó corte de pelo, cambió de ropa y la familia habló con el entorno para que comprendan y respeten su realidad.

Afortunadamente, tanto en la familia, en el jardín y en el vecindario, Nino encontró el acompañamiento que buscaba: “Para las familias es muy fuerte. Crié cuatro años a una nena y fue duro tener que cortarle el pelo, cambiarle la ropa y llamarla de otra manera. Todo muy rápido, acompañando a ese hije. Significa dejar partir a esa personita que tenía”, reconoció la mamá

“Lo primero que te agarra es miedo porque no sabés adónde ir”, admitió la madre, que comenzó a informarse sobre las infancias trans. Así, dio con el caso de Julián, el hijo de Daniela Maidana, quien logró su cambio registral también a los 6 años. El acompañamiento de Daniela, que fundó la Asociación Nueva Crianza junto a Verónica Laria, fue fundamental en este proceso.

Sobre el nuevo documento, Fernanda cuenta: “Iniciamos el trámite en marzo de este año. Tardó ocho meses, hubo un poco de resistencia a la hora de autorizar porque era el primer caso de una persona tan chica. Pero se hizo todo como lo marca la Ley de Identidad de Género”.

Respecto al nombre Bruno, no fue el primero: “Cambió de nombres varias veces”, asegura. Entre sus favoritos eligieron juntos el que terminó plasmado en su DNI.

COMENTARIOS