Salud

Seis ejercicios para mejorar la circulación

La importancia de una buena circulación sanguínea y cómo lograrlo

miércoles 30 de octubre de 2019 - 7:46 am

Llevar una vida sedentaria, alejada del ejercicio físico y con una mala alimentación es el primer paso para dañar el cuerpo. La forma en que perjudicas a tu organismo con estos malos hábitos te afecta en diferentes áreas pero, especialmente, te causa problemas de circulación.

Tener una buena circulación sanguínea es importante porque, además de generar un rendimiento óptimo de los órganos, permite mejorar la temperatura corporal, disminuir el desgaste del corazón y por lo tanto reducir las probabilidades de padecer un problema cardiovascular. A nivel estético, es especialmente útil para lucir unas piernas esbeltas y libres de varices.

Es necesario eliminar el uso excesivo de sal, aumentar el consumo de agua, y evitar las comidas cargadas de grasa. Además, hábitos como bañarse con agua demasiado caliente o usar ropa muy ajustada pueden crear problemas circulatorios.

El ejercicio, los movimientos y masajes pueden mejorar de forma considerable la circulación. Eso sí, es importante practicarlos de forma frecuente. Estos son seis de los que podés practicar:

1) Mové los pies

Sentado en una silla o sofá, estirá las piernas hacia el frente y luego mové los pies hacia un lado y el otro. Cuando pases demasiado tiempo sentado, realizá una pausa y practicá este ejercicio por 3 minutos.

2) Puntas y talones

De pie, apoyate de forma alternativa sobre la punta de los pies y sobre los talones. Al pasar a apoyarte en las puntas parecerá que estás buscando algo en una alacena demasiado elevada, esa es justamente la idea del ejercicio.

3) Caminar de puntillas

Caminá unos metros sobre las puntas de tus pies y hacelo durante al menos un minuto para lograr una mejor circulación en piernas y pies.

4) Pies al cielo

Cuando podemos tomar un descanso del estudio o del trabajo generalmente recurrimos a recostarnos. Esta es siempre una buena idea, pero lo será aún más si completamos esta posición elevando las piernas hacia el cielo y manteniéndolas de este modo por unos minutos.

5) Bicicleta

Es una de las mejores actividades para estimular la circulación pero, como no siempre es posible, se puede imitar el ejercicio en espacios cerrados.

Tirate en el suelo, elevá las piernas y movelas como si fueras a dar un recorrido en bici. El alivio que sentirás será instantáneo, pero además garantizarás una mejor circulación a futuro.

6) Separación de piernas

Recostate en el suelo mirando hacia el techo, estirá las piernas, levantalas unos centímetros del suelo y separalas un poco, luego juntalas y repetí el proceso unas 50 veces.

Fuente: Universia

COMENTARIOS