Redes Sociales

La razón por la que Instagram censurará los filtros que simulan una cirugía estética

La polémica deviene por la gran cantidad de filtros que añaden una capa virtual en el rostro de usuario para que parezca que tiene una nariz más fina, labios más carnosos o implantes en los pómulos

jueves 24 de octubre de 2019 - 2:39 pm

Hace pocos meses, la popular red social Instagram habilitó una función para que se pudieran crear filtros de realidad aumentada personalizados por los usuarios, que pueden usar para sus historias y así compartirlo con otros usuarios. En ese sentido, muchos usuarios diseñaron filtros que hacen parecer su nariz más pequeña, sus labios más grandes o sus rasgos más marcados. Este tipo de modificaciones en el rostro generó una gran polémica por la obsesión que puede propiciar en relación a al estética y a las intervenciones quirúgicas y es por esto que ahora la red social decide bajarlos.

Entre los filtros más criticados se encuentra “Fix Me” de Daniel Mooney, que ya fue retirado, y marcaba el rostro con un marcador como emulando lo que hace un cirujano plástico antes de una intervención, o el filtro “Plástica” de Teresa Fogolari o incluso el filtro “Bad Botox” de Silich Masha, que ha sido utilizado 100 millones de veces.

A raíz de todo esto, desde Spark Ar emitieron un comunicado informando que retirarán aquellos filtros que emulan los efectos de una cirugía plástica.

Queremos que los efectos de Spark AR sean una experiencia positiva y estamos reevaluando nuestras políticas vinculadas con el bienestar. Mientras tanto, vamos a hacer lo siguiente:

-Eliminar todos los efectos asociados con la cirugía plástica de la Galería de efectos de Instagram

-Posponer la aprobación de nuevos efectos asociados con la cirugía plástica hasta nuevo aviso

-Continuar quitando los efectos que infringen nuestras políticas a medida que los identifiquemos

COMENTARIOS