Salud

Cinco causas de la tos crónica y cómo tratarla

Los motivos por lo que los síntomas no se te van con el correr de las semanas

viernes 25 de octubre de 2019 - 7:05 am

La tos crónica además de generar incomodidad, es preocupante no saber qué la está causando o si detrás de ella se esconde alguna afección grave. Estas son las causas más comunes.

1. Bronquitis crónica

Es una inflamación persistente de los tubos bronquiales que produce el estrechamiento de las vías respiratorias, exceso de moco y tos crónica. La causa principal suele ser el consumo de tabaco o la exposición prolongada a contaminantes del aire. El tratamiento podría incluir antibióticos y un corticosteroide oral.

2. Goteo posnasal

La nariz es el guardiana de los pulmones, y como tal, está expuesta a virus, alergias, partículas de polvo y productos químicos que pueden irritar sus membranas, produciendo una sustancia mucosa que es más delgada, acuosa y líquida que el moco normal. El goteo nasal se puede ir hacia la garganta y provocar la tos persistente.

El mejor tratamiento puede ser tomar descongestionantes o antihistamínicos, también funciona inhalar el vapor de la ducha o al hervir agua caliente, o hacer una irrigación nasal.

3. Asma

La sibilancia, el exceso de mocos, la falta de aliento y la tos son los síntomas clásicos del asma. Sin embargo, existe el asma variante, afección cuyo único síntoma es la tos persistente y seca provocada por la exposición a los alérgenos, el polvo o el aire frío. Para confirmar que esta es la causa, se deben hacer pruebas de función pulmonar.

En caso de que el diagnóstico de asma sea positivo, el médico recetará un aerosol broncodilatador y, dependiendo de las características particulares de tu caso, un esteroide inhalado.

4. Reflujo

La enfermedad por reflujo gastroesofágico puede causar tos sin sibilancias y sin producir acidez estomacal. Se produce cuando el contenido del estómago se desplaza hacia el esófago, en lugar de ir al interior de los intestinos. El ácido puede irritar los nervios en el esófago, desencadenando el reflejo de la tos.

5. Inhibidores de la ECA

Los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECA), como enalapril o lisinopril, se usan en el tratamiento de la hipertensión arterial y la insuficiencia cardíaca. Pero, en el 20% de los pacientes que los usan producen un efecto secundario: tos persistente.

Hay causas menos comunes como irritantes ambientales en el aire, aspiración durante la deglución, insuficiencia cardiaca, tos ferina, cáncer de pulmón y desórdenes psicológicos. Es importante que si la tos persiste por más de tres semanas acudas al médico.

Fuente: Hola doctor

COMENTARIOS