Seguinos en nuestras redes

Sindical

Tema terminado: Marcha atrás del Gobierno con la ley para limitar los piquetes

Capitanich buscó desligar a la Casa Rosada de la polémica iniciativa. El proyecto, al menos por ahora, quedó congelado

El Gobierno se despegó ayer del proyecto que presentó el oficialismo para regular la protesta social y congeló por el momento el tratamiento de la iniciativa, que -de tratarse en algún momento- va camino a cambiar casi por completo.

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich , fue el portavoz de la marcha atrás de la Casa Rosada después de la resistencia que generó el proyecto en el interior del kirchnerismo. Desde el bloque de diputados del Frente para la Victoria alertaron que tal como está redactado el proyecto no se aprobará.[pullquote position=”right”]Tema terminado: Marcha atrás del Gobierno con la ley para limitar los piquetes[/pullquote]

Nadie en la Casa Rosada ni entre los diputados oficialistas dio por muerta la iniciativa, aunque advirtieron que ni los propios la apoyarán y descuentan que sufrirá profundos cambios. De hecho, tampoco se tratará en lo inmediato, según confiaron fuentes parlamentarias.

“No constituye una iniciativa por parte del Poder Ejecutivo”, se desligó Capitanich en su conferencia de la mañana, sin que mediara pregunta alguna.

El jefe de Gabinete volvió a quedar en medio de la polémica a partir de que quien redactó el proyecto de ley que divide las protestas callejeras entre legítimas e ilegítimas fue el diputado por el Chaco Juan Manuel Pedrini, legislador que responde políticamente a Capitanich.

El proyecto fue firmado por el grueso de los integrantes de peso del bloque kirchnerista, como Carlos Kunkel, Diana Conti y Teresa García, lo que le dio un mayor marco de respaldo.

Pero apenas conocido el texto, desde organizaciones sociales afines a la Casa Rosada, como el partido Miles de Luis D’Elía o el Movimiento Evita, además del Centro de Estudios Legales y Sociales (Cels), que dirige el periodista Horacio Verbitsky, y el intelectual de Carta Abierta Ricardo Forster cuestionaron la iniciativa.

Para disimular el cambio de postura oficial, el jefe de Gabinete defendió la idea de regular las protestas sociales. “No cabe la menor duda de que hay una demanda desde el punto de vista social, un hartazgo por la interrupción del tránsito”, consideró el funcionario, y admitió que es un “tema complejo”.

 

Sindical

El Gobierno promueve un proyecto de ley que le permitirá paralizar empresas

El Gobierno y la CGT impulsan una medida que impulsa la creación de comisiones mixtas para discutir condiciones en compañías privadas de más de 100 empleados

Alberto Fernández presentó el proyecto de Ley de Comités Mixtos de Seguridad, Salud, Medio Ambiente y Prevención de Riesgos en el Trabajo, que en los papeles tiene como objetivo evitar los accidentes y afirmar el derecho a un ambiente laboral seguro y saludable.

Sin embargo, en uno de los párrafos, le abre la posibilidad al Estado de paralizar empresas que considere que incumplen con los pedidos de estos comités, que serán integrados por trabajadores.

La autoridad de aplicación será el Ministerio de Trabajo de la Nación, que podrá intervenir cuando “las medidas adoptadas y los medios utilizados por el empleador o empleadora no son suficientes para garantizar la seguridad y la salud en el trabajo”.

“En los casos en que la autoridad de aplicación respectiva compruebe que la inobservancia de la normativa sobre prevención de riesgos laborales implica, a su juicio, un riesgo grave e inminente para la seguridad y la salud de los trabajadores, podrá ordenar la paralización inmediata de tales trabajos o tareas”, se destaca en el texto del proyecto.

La iniciativa que será enviada al Congreso, cuenta con el aval de la CGT y aumenta la injerencia del Estado y de los gremios en las compañías privadas con más de 100 empleados.

Según detalla el diario La Nación, la idea fue recibida con sorpresa y cierto resquemor por parte de los empresarios, que lo ven, entre otras cosas, como un obstáculo más para la creación de empleo y una “nueva herramienta para paralizar la actividad legalmente”.

“Es evidente que hace muchos años que en la Argentina no se crean puestos de trabajo productivos. Lo único que aumentó es el personal en el sector publico y los desempleados. El sistema actual ya esta agotado hace muchos años. Si sobre esa situación se agregan aún más obligaciones y controles para las empresas no creo que se esté dando un paso en la dirección correcta”, opinó Ignacio Noel, presidente y CEO de Sociedad Comercial Del Plata.

En el sector de la salud, en tanto, lo que reinaba era la sorpresa. “No lo había visto en detalle. Hoy esa tarea de prevención la hacen las ART [Aseguradoras de Riesgo del Trabajo] y está funcionando muy bien. Hay significativas disminuciones en la cantidad de accidentes y muertes, y todo está supervisado por la Superintendencia de ART, que es muy estricta”, comentó una fuente de una empresa del rubro.

Tampoco hay certezas entre los empresarios acerca de si lo que se resuelva en las reuniones mixtas impulsadas por el proyecto de ley generará una obligación legal o si se tratará solo de una cuestión declarativa.

Continuar leyendo

Política

La CGT culpó al liberalismo por la interna en el Frente de Todos

A través de un comunicado, la Confederación General del Trabajo manifestó su opinión respecto a la crisis en el oficialismo.

La Confederación General del Trabajo (CGT) emitió un comunicado con un llamativo análisis de la crisis institucional en el oficialismo. En el texto titulado “La unidad favorece a los trabajadores”, responsabilizaron a los espacios del liberalismo por los conflictos del Frente de Todos.

La carta de la CGT expresa: “Saludamos la decisión del Presidente y de la Vicepresidenta de reafirmar la unidad del Frente de Todos ante las presiones y las operaciones de espacios ligados al liberalismo cuyo único fin es debilitar la fortaleza de nuestras convicciones”.

“La integración del nuevo gabinete es una muestra de equilibrio y federalismo, y la incorporación del compañero Juan Manzur aporta una visión aguda sobre la problemática nacional y reafirma la vocación federal de nuestro espacio”, agrega el texto.

Por otra parte, la CGT manifestó: “Valoramos la confirmación del ministro de Trabajo Claudio Moroni, quien en su momento defendió los puestos de trabajo e impidió los despidos, además de sostener la negociación colectiva en plena crisis sanitaria”.

El comunicado cierra con un “Es hora de relanzar la agenda social y la iniciativa política que millones de argentinos legitimaron con su voto en octubre del 2019”.

Luego de la derrota del oficialismo en las PASO, la CGT convocó a una reunión directiva en la UOCRA y decidieron salir a respaldar públicamente al presidente Alberto Fernández.

 

Dónde buscará apoyo Alberto Fernández tras el avance del kirchnerismo en el Gabinete

Continuar leyendo

Política General

Moyano quiere desembarcar en otro gremio y tilda de “traidor” a Santa María

El Camionero mantiene un enfrentamiento con Víctor Santa María no sólo por su rol en el PJ porteño, sino también en el plano sindical

El camionero Hugo Moyano tiene un nuevo objetivo sindical: quedarse con el gremio de boxeadores de Argentina. Persiguiendo este fin, Moyano puso a sus principales guardaespaldas y hombres de confianza, Claudio “Patón” Basile y Mauricio Cabrera, a recorrer la calle y encabezar una movilización que se concretó en las últimas horas.

El sindicato Boxeadores Argentinos Agremiados -fundado en 1974- se encuentra en el barrio de Monserrat, en Perón al 1500. Allí llegó este miércoles una caravana que tenía su inicio pensando en las inmediaciones del mítico Luna Park, un lugar emblemático para la actividad.

Tal como dio a conocer el sitio Info Gremiales, el líder de Camioneros -que hoy se mostró en el acto de cierre de campaña del Frente de Todos, desmintiendo los rumores de quiebre con el espacio oficialista- mandó a empapelar el centro porteño con carteles contra María Rosa Muiños, Juan Manuel Olmos y a Víctor Santa María.

Se trató de la primera medida para visibilizar la interna en el gremio Boxeadores Argentinos Agremiados. “Si se dicen peronistas, dejen de proteger traidores”. “Fuera Salgado, abogados y contadores de la conducción. Afiliaciones y elecciones libres ya”, reza el cartel que se vio en las últimas horas en las calles del centro de la Ciudad.

Moyano mantiene un enfrentamiento con Santa María no sólo por su rol en el PJ porteño, sino también en el plano sindical, donde el empresario de medios pisa fuerte por su rol como titular del sindicato de encargados de edificios, SUTERH.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR