Ruta del dinero K

Fariña volvió a apuntar contra Báez y lo responsabilizó de lavar dinero

El arrepentido afirmó que con fondos ilegales compró un campo en Mendoza, otro en Uruguay, pagó la mitad de la financiera SGI de Elaskar y expatrió casi 30 millones de dólares

jueves 17 de octubre de 2019 - 9:15 am

El imputado colaborador Leonardo Fariña dijo que “las órdenes las daba siempre Lázaro Báez” al aludir a las maniobras de lavado de dinero por las que ambos son juzgados, en una ampliación de su declaración indagatoria ante el Tribunal Oral Federal 4.

Fariña, quien ya prestó declaración indagatoria a lo largo del debate iniciado hace un año, y ahora ratificó que todas las órdenes para maniobras ilegales las recibió de Báez.

“Esperaba ansioso que declare hoy”, dijo Fariña sobre el empresario. “Las órdenes las daba siempre Lázaro, nunca una decisión trascendió al señor Lázaro Báez”.

Reiteró que para él hubo maniobras de lavado por 265 millones de dólares y que en persona intervino en la primera parte de la compra de una financiera, SGI -conocida como “la Rosadita” en Puerto Madero, por tres millones de euros, y también del campo Entrevero, en Uruguay, para Báez. Además hizo un repaso de los negocios a los que se dedicaba en esa época.

“Me habían propuesto un negocio con un vino que llevara como nombre la famosa frase de mi ex esposa ‘lo dejo a tu criterio'”, recordó por ejemplo en alusión a su ex pareja, la modelo Karina Jelinek. Según dijo, esa oferta la recibió mientras negociaba la compra de un campo en Mendoza para Báez.

Fariña negó haber ido alguna vez al aeropuerto de San Fernando a buscar dinero ni haberlo trasladado a esa financiera, aunque sí dijo que retiró fondos de allí para esas operaciones. También cuestionó los dichos del empresario, negó haberlo visto sólo dos veces en su vida, en un tenso diálogo con las dos actuales abogadas de Báez, Gasaro y Tatiano Terzano.

Fariña apuntó contra ambas por la denuncia presentada en la justicia de Dolores sobre una presunta manipulación de sus dichos como arrepentido. “Su cliente, el señor Báez, dijo que me vio dos veces en su vida. Primero no coincide para nada con mis vuelos a Río Gallegos. Me dio una flota de I phones encriptados para laburar”, dijo.

El arrepentido sostuvo que “pasaba mucho tiempo con Lázaro, conocía los papeles de la empresa, hubo casi 30 millones de dólares expatriados, compra de propiedades”.

Fuente: Télam

COMENTARIOS