Entrevistas

Maru Duffard: “Una Conadep del periodismo sólo serviría para controlar lo que se dice”

Joaquín Vega

Periodista deportivo, Licenciado en Ciencias de la Comunicación (UADE) y Redactor en Nexofin

En diálogo con Nexofin, la periodista contó sus inicios, el rol de la profesión, analizó el mapa electoral en los medios de comunicación, y también abordó su presente en la radio

lunes 4 de noviembre de 2019 - 1:41 pm

Durante los últimos años, la periodista Maru Duffard se convirtió en una de las voces más escuchadas del periodismo político en televisión y radio.

El 2019 no fue uno más para la oriunda de La Dulce, provincia de Buenos Aires. Antes de que la ex presidenta y senadora nacional Cristina Kirchner apareciera en el escenario para presentar su libro “Sinceramente”, en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, la integrante de Telenoche pasó un incómodo momento al aire, rodeada de la militancia.

A raíz de este episodio, el mundo del periodismo se solidarizó con ella y le mostró su apoyo. Desde el entorno kirchnerista, hubo un dirigente que se comunicó con la Licenciada en Ciencias Sociales pero no trascendió quién fue.

“Un referente del kirchnerismo me escribió para pedirme disculpas. No lo hizo público, después no quiero que tenga problemas”, reveló entonces la cronista de Clarín en diálogo con el programa El Exprimidor que se emite por FM Latina.

En la actualidad forma parte de Argentina 2020, un segmento de análisis político y económico que se emite en la pantalla de Todo Noticias.

En diálogo con Nexofin, la periodista contó sus inicios, el rol de la profesión, analizó el mapa electoral en los medios de comunicación, y también abordó su presente en la radio.

Nexofin (N): ¿Cuál fue tu primer contacto con el periodismo?

Maru Duffard (MD): Cuando estaba en la escuela secundaria, Polimodal en realidad. Integraba el centro de estudiantes y en la revista de mi pueblo en La Dulce había un espacio para que publicáramos notas. Mi primera nota fue cuando tenía 13 años.

N: ¿Qué sentís que cambió en el periodismo local desde que comenzaste?

MD: Uf, de todo! Pensá que en aquella primera experiencia no había ni teléfonos celulares! Y cuando comencé con el periodismo profesional no existía WhatsApp, por ejemplo. La dinámica de trabajo se aceleró, las noticias pasan mucho más rápido y la política cobró enorme preponderancia en la agenda pública.

N: ¿Cómo describirías la experiencia de trabajar con Jorge Lanata en PPT?

MD: La mejor que me dio el periodismo hasta ahora. Un trabajo de muchísima intensidad en el que se me exigió y aprendí tantísimo. Trabajé con colegas enormes, profesionales de primer nivel. Teníamos instancias de discusión interna que mejoraban el producto aun cuando no alcanzábamos los objetivos que nos proponíamos.

Fue un espacio de la televisión en el que tuvimos la libertad para hacer casi todo lo que nos proponíamos.

Como en toda experiencia hubo momentos mejores y peores, pero el saldo para mí es positivo. PPT no solo implicó para mí un gran crecimiento profesional, sino personal: hice grandes amigos y conocí a mi marido Gastón Cavanagh.

N: Durante la campaña, Gisela Marziotta apoyó la idea de crear una “Conadep” del periodismo y luego se arrepintió. ¿Qué opinás de esta propuesta?

MD: Entiendo que Gisela confundió la pregunta y por eso respondió como respondió y luego aclaró su posición al respecto. En lo personal considero que el ejercicio del periodismo es “auditado” todos los días todo el tiempo por quienes nos leen o escuchan y nuestro mayor activo es la credibilidad.

Por lo tanto, me parece que una Conadep del periodismo no tendría otro fin que intentar controlar lo que se dice.

La Conadep fue algo demasiado serio como para banalizarlo con cualquier otra cosa, como el intento de controlar la prensa.

N: Hablando del tema, ¿cómo viste el primer debate presidencial obligatorio por ley en la historia de las elecciones argentinas?

MD: Preferiría un debate real, con una estructura que permitiera a los candidatos justamente eso: debatir. Sin embargo, creo que esta primera instancia de exposición de sus ideas y mínimos cruces es un avance institucional.

Obliga a los candidatos a presentarse, a intentar ser claros, a mostrarse juntos y permitirle al electorado compararlos y conocerlos en una faceta en la que deben concentrarse e intentar contar que harán y cómo.

En este primer debate faltó, a mi juicio, un poco más de esto, de presentación de propuestas. Deberíamos esperar para el próximo domingo presentaciones más precisas en las que los candidatos aprovechen cada segundo para contar qué harán y explicar por qué son una mejor opción que sus contrincantes.

Pero además, los candidatos están obligados en este esquema de mínima participación de los periodistas moderadores a captar la atención de los televidentes, de mantenerlos frente a la pantalla el mayor tiempo posible para conseguir así más minutos de escucha y de este modo ampliar las posibilidades de influir en su decisión electoral. Esto implica un gran desafío para nuestra dirigencia política.

N: ¿Cómo crees que sería la relación de Alberto Fernández con el periodismo crítico, en caso de ganar?

MD: Alberto Fernández insiste en que uno de sus objetivos será cerrar la grieta. Ojalá trabaje para eso y ojalá lo logremos entre todos.

Cerrar la grieta significará poder conversar y discutir sin faltarnos el respeto; poder hacer preguntas aun cuando sean incómodas; que pensar distinto y decirlo no implique ser señalado o maltratado.

Confío en que sea quien fuere el próximo presidente respetará el trabajo de los periodistas y a los periodistas.
Considero que sería un grave error volver a aquella lógica del kirchnerismo donde todo el que no pensaba como el Gobierno o no compartía alguna de sus políticas o metódos, era un enemigo.

Si es presidente, Fernández tendrá la oportunidad de ser distinto, nadie sabe que es lo que decidirá.

N: Sobre esa lógica, ¿es posible el regreso de algún formato similar a “678”?

MD: Honestamente no lo creo. Ese programa fue parte de otro momento y otro contexto político. Entiendo que ese momento terminó, de algún modo, en 2015.

De hecho, en la primera etapa de la campaña, para las PASO, el Gobierno organizó su estrategia en torno a la polarización y bajo aquella lógica. El resultado fueron 15 puntos de diferencia en favor de Fernández.

La moderación del kirchnerismo, la elección de un hombre como él de candidato y la decisión del equipo de Macri de reenfocar esta segunda etapa de campaña a un discurso propositivo y de futuro, tiene que ver justamente con entender que el contexto social cambió. Hoy la grieta es más económica que política.

N: Pasando a lo personal en los medios, actualmente estás en Dejen de Llorar (lunes de 22 a 24) en Radio con Vos: ¿cómo es trabajar en esa franja horaria?

MD: Me gusta, es un horario que te permite mirar las noticias del día con otra perspectiva y conversar en un modo más relajado y descontracturado.

El programa es un proyecto propio que hacemos desde hace dos años con amigos y profesionales que quiero y respeto. Es un espacio que valoro y cuido mucho.

N: También haces Argentina 2020 en la pantalla de TN, junto a Marcela Pagano, Gastón Cavanagh y Rodrigo Alegre.

MD: Sí, es un espacio que surgió por el período electoral cuando PPT levantó su transmisión por el tratamiento de Jorge Lanata.

Veremos cómo sigue y que iniciativas surgen para el año que viene. Los medios y la televisión en particular están en un momento de mucho cambio y yo siempre estoy atenta a las nuevas oportunidades y desafíos que pueden surgir.

COMENTARIOS