Sociedad

Qué decía la dueña de la casa donde fue encontrada Abril Caballé

Victoria Agüero había aparecido varias veces en televisión, hablando de una supuesta mala relación entre la menor y su madre

martes 15 de octubre de 2019 - 11:52 am

Luego de seis días desaparecida, finalmente Abril Caballé -la nena de 10 años de la localidad de Punta del Indio- fue encontrada toda embarrada en la casa de Victoria Agüero y Emanuel Rivarola, dos vecinos de la zona. Hoy por hoy, es un misterio qué ocurrió en este tiempo.

Victoria Agüero, vecina de la familia Caballé y quien había visto por última vez a Abril antes de su desaparición, había dado declaraciones a varios medios de comunicación, donde reveló presuntos detalles sobre la vida de la pequeña y su madre en Punta del Indio.

Además, Agüero reconoció haber sido la última persona en haber visto a Abril antes de la desaparición: “La criatura estuvo en la playa, con los amiguitos. Las tres oportunidades en las que se acercó a nosotros, la madre quiso alejarla. La llamaba, chiflaba. Se habrá quedado 10 o 15 minutos las tres veces que estuvo con nosotros. Cuando se van definitivamente, a los 10 minutos vuelven y me dice textual: ‘Me escapé de mi mamá con la excusa de que venía a buscar la piernita de la muñeca de África (su hermanita)’”, afirmó Agüero, en declaraciones al canal C5N.

“La ayudo a buscarla donde estaban jugando los nenes y donde la madre había estado haciendo yoga. Nos quedamos ahí un ratito, 20 minutos, y yo ya sabía que en ese tiempo la madre la podía venir a buscar y armarle lío, así que nos quedamos charlando en la parte de los puestos feriantes. Nosotros dejamos el celular en el puesto de la señora Mónica y nos fuimos para casa. Ahí la criatura nos acompaña un toquecito hasta Fueguinos y El Cielito. Ahí nos fuimos para nuestra casa y asumimos que ella se iba a ir para la suya porque ya había pasado más tiempo del que tenía extendido. Pero no”, completó.

Agüero reveló ante la justicia que desde hacía meses, Abril tenía enormes problemas de convivencia con su madre, llamada Magdalena, e incluso aseguró que la mujer adulta no estaba en condiciones de criar a la pequeña de 10 años, ya que se encontraba medicada y bajo tratamiento psiquiátrico.

Según dijo Agüero, Abril se presentó el 16 de julio en su casa y dijo que ya no quería vivir más con su madre. La niña permaneció en esa casa durante dos días, hasta que la propia Agüero decidió plantearle la extraña situación a la madre.

“Yo me apersoné en la casa de la madre. Frente a los testigos, la madre me dijo un montonazo de barbaridades referentes a la hija, a la propia hija. Tengo testigos de eso”, afirmó Agüero.

Dos días antes, había asegurado que esas barbaridades que dijo eran que “no quería que ella se vistiera como una nena porque decía que le estaba por venir la ‘menarca’ (menstruación) y que le iba a saltar todo un revuelo sexual en ella. Decía que Abril tenía un poder para atraer a los hombres. Decía que su hija era una manipuladora, una victimaria y que no quería que se soltara el pelo porque los hombres la iban a ver como un objeto. Además, le llegó a decir a su hija delante mío que tenga cuidado con mi marido porque él era un hombre y una persona activa sexualmente”, afirmó Agüero en otra entrevista con C5N.

El 18 de julio, Agüero afirmó haber denunciado a Magdalena por abandono y malos tratos, lo cual llevó a la Justicia a promover el traslado de Abril a la casa de sus abuelos maternos, en City Bell.

Sin embargo, el 1º de octubre, la Justicia determinó que la niña de 10 años ya podía volver a vivir con su madre, lo que la vecina consideró como una pesadilla para la pequeña.

“La criatura ya manifestaba desde hace mucho tiempo el hecho de que no quería estar con su madre. Cualquier persona que se acercara a ella y le diera un poco de cariño, ella estaba bien. Buscaba una familia, contención, estar bien. Acá en casa estuvo tranquila, estuvo bien, se notaba esa sonrisa de relajo”, había completado Victoria Agüero.

COMENTARIOS