Belleza

Todo lo que tenés que saber sobre las extensiones de pelo

Qué tipos hay, cuáles son los cuidados y cuánto duran

domingo 13 de octubre de 2019 - 7:26 am

Si pensás ponerte extensiones de pelo, seguramente tengas algunas dudas al respecto. A continuación, recomendaciones, cómo cuidarlas, qué tipos hay y algunas cosas más.

Tipos de extensiones

– De queratina: una de las ventajas es su naturalidad. Si se colocan correctamente, es difícil diferenciarlas del pelo porque la queratina se fusiona con él. Hay que retocarlas cada 2 o 3 meses por el crecimiento del cabello, pero pueden durar hasta 8 meses si se cuidan correctamente.

– Adhesivas: son unas de las más utilizadas, pero están especialmente indicadas para cabello liso y no rizado. Se colocan mechón a mechón, por piezas, retirando los adhesivos y pasando la plancha sobre él para que queden bien pegadas. Es importante acudir a la peluquería para retocarlas cada 2 o 3 meses para compensar el crecimiento del cabello.

– De clip por piezas: son las más prácticas. Podés ponértelas vos misma, pero es necesario tener un largo mínimo del cabello hasta los hombros para que no se noten. Es una solución rápida para cuando querés cambiar el look.

– De nudo: el proceso de puesta es bastante laborioso y son más caras. Se sujetan con un hilo elástico, se enrollan y se anudan a los mechones. Proporcionan una melena muy natural y no generan molestias.

Lo ideal es que consultes con un profesional antes de elegir un tipo u otro de extensiones. Además te recomendará también cuál es la cantidad en gramos y la extensión o longitud más adecuada.

Duración

Depende de varios factores. En primer lugar, hay que tener en cuenta la calidad que hayas elegido y las unidades que hayas comprado. La norma general es que duren entre 6 y 8 meses, pero pueden durar hasta dos años. También hay que tener en cuenta que no son lo mismo las fijas que las de clip, ya que estas no se llevan de forma permanente y se lavan cada más tiempo, por lo que pueden durar años.

Cuidados

Cepillado: lo ideal es que las cepilles a diario por la mañana y por la noche para evitar enredos. Hacerlo de forma suave y preferiblemente con un cepillo especial para que no se desprenda el cabello de las piezas.

Lavado: debe ser suave y sin frotar demasiado. Aplicá siempre acondicionador y tras el enjuegue es importante que se sequen completamente con secador o al aire libre, porque no es bueno que permanezcan mucho tiempo húmedas.

Hidratación: aparte del acondicionador, es importante que apliques mascarilla una vez a la semana a las extensiones para que no tengan un aspecto seco.

Mantenimiento profesional: es recomendable que acudas a la peluquería una vez al mes para hacer un lavado en profundidad y revisar su estado. Además, cada 2 o 3 meses será necesario recolocarlas.

Riesgos

La preocupación es que los mechones añadidos asfixien tu pelo natural como si fuera un parásito. Cuanto menos oxígeno llegue a tu pelo, más frágil será éste y más se dañará, así que es preferible que no abuses de ellas.

Una vez te hayas quitado las extensiones, notarás que tu pelo está algo dañado, pero nada que no se pueda arreglar con el uso de mascarilla o la visita a la peluquería.

Cuidado con las herramientas de calor: no hay problema por utilizar planchas de pelo para conseguir una melena lisa o rizadoras con las extensiones, pero asegurate que sean aptas y que si es posible utilices productos protectores para mantener la calidad.

Fuente: En Femenino

COMENTARIOS