Internacional

Ecuador: Moreno traslada la sede de Gobierno a Guayaquil y culpa a Correa por las protestas

El Presidente de Ecuador expresó en un comunicado oficial que, para él, "quienes están a la cabeza de estas manifestaciones son individuos externos pagados y organizados” por el ex presidente Rafael Correa, y financiados con el dinero que “se robaron” durante la anterior administración

martes 8 de octubre de 2019 - 3:01 pm

El presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, decidió trasladar la sede del Gobierno de Quito a Guayaquil, después de que este lunes tuvieran lugar fuertes protestas cerca del palacio de Carondelet, y culpó a su antecesor, Rafael Correa, de un intento de “golpe de Estado”.

En un mensaje a la nación por radio y televisión, Moreno, acompañado del vicepresidente Otto Sonnenholzner, y del ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, explicó que el motivo de este traslado es la gran cantidad de manifestantes en Quito.

"Me he trasladado a Guayaquil y he trasladado la sede del Gobierno a esta querida ciudad de acuerdo a las atribuciones constitucionales que me competen”, añadió el gobernante.

En este mismo comunicado, el mandatario culpó a su antecesor Rafael Correa (2007-2017) de estar detrás de los supuestos intentos de desestabilizar a su Gobierno, y le acusó de estar detrás de lo que denominó “intento de golpe de Estado”. "Hay una intención política organizada para desestabilizar el Gobierno y romper el orden constituido y romper el orden democrático”, dijo. Moreno insitió en que los correistas “están financiando las agresiones y los saqueos” con el dinero que “se robaron” durante la anterior administración.

Para Moreno, quienes están a la cabeza de estas manifestaciones son “individuos externos pagados y organizados” y aseguró que varios líderes del Gobierno de Correa viajaron a Venezuela hace algunos días para preparar el supuesto plan de desestabilización. "Son los corruptos que han sentido los pasos de la justicia cercándolos para que respondan, son ellos quienes están detrás de este intento de golpe de Estado y están usando e instrumentalizando a algunos sectores indígenas, aprovechando su movilización”, afirmó.

Sobre la medidas tomadas, que han desencadenado la violenta protesta, repitió que no dará “marcha atrás” y que la eliminación de los subsidios o ayudas estatales para abaratar el coste de los combustibles, es una “decisión histórica” que mantendrá en firme para que “nuestra economía esté sana y la dolarización protegida”.

Además, señaló que la medida de ajuste, que ha sido rechazada por varios grupos sociales, especialmente sindicatos e indígenas, afecta a grupos económicos poderosos, como los contrabandistas de gasolinas. "Les aseguro que por duro que parezca hemos hecho lo correcto con la patria", concluyó.

Información: La Vanguardia

COMENTARIOS