Tecnología Social

Hay una razón pscológica por la que los puntos finales en Whatsap te molestan tanto

Para algunos, esto puede transmitir enfado o distanciamiento, pero... ¿por qué?

domingo 6 de octubre de 2019 - 8:55 pm

Cuando se trata de escribir mensajes de texto, a nadie le gustan los mensajes con punto final. La gente se empezó a dar cuenta de que se producen pequeños cambios de sentido dependiendo de cómo usemos este pequeñísimo signo de puntuación: hay quien dice que está pasando de moda y quien dice que muestra agresividad.

La realidad es que el lenguaje escrito cada vez es más flexible y los mensajes que escribimos en el celular tienen sus propias normas de estilo. El punto es solo un ejemplo de estos cambios que han abierto nuevas posibilidades en la comunicación escrita. Al igual que tenemos diferentes estilos para hablar en diferentes situaciones, también tenemos estilos que dependen del contexto cuando en el que escribimos.

Leyendo entre los puntos finales

Aunque los puntos sirven para marcar el final de una frase, muchos usuarios los omiten, sobre todo si el mensaje solamente tiene una frase. Esta tendencia hace que existan diferencias sutiles a la hora de interpretarlos.

Los mensajes de texto son un intercambio de frases a los que la gente añade cosas para imitar el lenguaje hablado. Esto se puede ver en el creciente uso de la elipsis para invitar al receptor a que continúe la conversación y el punto supone lo contrario: un alto definitivo que señaliza, tal y como explica el profesor universitario Mark Liberman, "punto y aparte, esto es el final de la discusión".

A principios de año, la psicóloga Danielle Gunraj hizo una prueba para evaluar cómo reaccionaba la gente a los mensajes de texto que usaban punto final y, para la mayoría de los participantes, dichos mensajes de texto transmitían menos sinceridad que los mensajes sin punto final. Sin embargo, cuando los investigadores hicieron la misma prueba con mensajes escritos a mano, se dieron cuenta de que el punto no influenciaba en la forma en la que los mensajes eran percibidos.

En un estudio del año 2007 llevado a cabo por los lingüistas Naomi Baron y Rich Ling, los mensajes de texto que tenían varias frases solían usar puntos para indicar dónde acababa cada frase, pero solamente un 29 por ciento de dichos mensajes de texto tenía un punto y aparte al final del mensaje. La razón, según Baron y Ling, es que "el hecho de enviar un mensaje coincide con el punto y aparte de un párrafo".

¿Por qué falta de sinceridad?

La respuesta podría tener algo que ver con un término usado por el lingüista John J. Gumperz: "cambio de código situacional", que se produce cuando cambiamos la forma en la que hablamos dependiendo de dónde nos encontremos, con quién estemos hablando y cómo nos estemos comunicando.

Un ejemplo común es la forma en la que hablamos en una entrevista de trabajo en comparación con la forma en la que hablamos con los amigos en el bar. Normalmente, una persona usará un lenguaje mucho más formal en una entrevista que cuando hable con sus pares. Si hablaras con tus amigos de la misma forma que hablas durante una entrevista de trabajo, probablemente la conversación tendría un toque forzado y distante.

En un principio, los investigadores académicos analizaron el cambio de código situacional en el lenguaje hablado porque era el que se usaba tanto en ocasiones casuales como formales. En el pasado, el lenguaje escrito se usaba prácticamente solo de manera formal porque estaba asociado a algo que iba a permanecer en libros y en documentos escritos.

Sin embargo, ahora que los mensajes de texto y las redes sociales han hecho florecer el uso del lenguaje escrito, se pueden observar diferencias entre los estilos de redacción.

COMENTARIOS