Sociedad

Primera jornada del programa “Ofensores en Trenes”: se detectaron 42 “resultados positivos”

En la primera jornada del criticado plan impulsado por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, de las 800 personas a las que se les pidió el DNI, 42 habían cometido algún delito en trenes.

viernes 4 de octubre de 2019 - 11:13 pm

Este viernes se puso en marcha el programa “Ofensores en Trenes“, la nueva iniciativa del ministerio de Seguridad para controlar a los pasajeros de trenes del área metropolitana. Durante el primer día de funcionamiento del plan, la Policia Federal pidió los documentos de 800 pasajeros en las estaciones ferroviarias de las líneas Mitre y Urquiza.

Según los resultados informados desde el ministerio, 42 de las personas identificadas dieron “resultado positivo” y fueron notificadas de su “situación judicial al haber cometido algún delito en trenes“. Esta cifra indicaría que un 5,1% de las personas a las que se les pidió el documento tenían antecedentes penales.

Con el objetivo de “prevenir delitos”, el programa contempla la utilización de cuatro mil teléfonos celulares por parte de efectivos de la Policía Federal para escanear el DNI de los pasajeros y corroborar su identidad con las bases de datos del Gobierno.

“En las primeras 24hs del programa, en más de 800 controles, detectamos 42 casos de individuos con antecedentes por acoso, abuso u otros delitos en estaciones de trenes. Quienes critican la acción deberían hablar con alguna víctima y preguntarle cómo se siente cuando la cuidan…“, escribió la ministra Patricia Bullrich en su cuenta de Twitter.

La medida impuesta por el departamento de Bullrich generó polémica. Distintas organizaciones internacionales de Derechos Humanos salieron a cuestionar la resolución por considerarla “estigmatizante” y discriminadora, ya que “criminaliza” a los pasajeros.

Por ejemplo, desde Amnistía Internacional aseguraron que está medida preocupa ya que “su implementación vulnera los estándares internacionales de derechos humanos y compromete la responsabilidad del Estado argentino”.

También el candidato presidencial por el Frente de Todos, Alberto Fernández, se pronunció en contra de esta medida por que “se inscribe en una lógica de criminalización” que señala a los pasajeros de los trenes como pobres y posibles delincuentes. “Van a las estaciones de trenes porque en los trenes viajan los pobres y van a pedirles documentos a los pobres para ver dónde están los delincuentes“, declaró Fernández.

COMENTARIOS