Salud

Qué recaudos tomar a la hora de compartir auriculares

Cómo evitar infecciones y otros problemas en los oídos

lunes 7 de octubre de 2019 - 7:20 am

Compartir auriculares puede no es algo higiénico. Nuestros oídos contienen cera (cerumen), la cual se fabrica en el conducto auditivo externo por parte de unas glándulas especiales y llega muy lentamente hasta la apertura del oído -donde se hace más visible- a través del canal auditivo externo.

También podemos encontrar bacterias y células muertas de la piel, las cuales tienden a acumularse no solo en el oído, sino en los auriculares, ya que éstos tienden a impregnarse tanto de las células muertas como de las propias bacterias en sí mismas.

Dado que cada persona posee su propia flora bacteriana presente en la cera de los oídos, la cual es única y vive en equilibrio casi perfecto hasta el momento en el que compartimos los auriculares, dado que también estamos compartiendo esta flora microbiana con la persona a quien se los prestes.

Además, los auriculares (especialmente cuando los usás durante mucho tiempo), tienden a atrapar la humedad y el calor en el oído, de manera que las bacterias crecen y se multiplican de forma mucho más elevada.

Debido a ese calor y humedad acumulados, los oídos terminan por convertirse en unos candidatos idóneos para contraer infecciones bacterianas y fúngicas, más aún si no solo los usás  vos solo.

Podés limpiarlos con cuidado con un poco de alcohol y un paño de tela limpio, pero sin excederte, ya que utilizar una cantidad elevada terminará por dañarlos y provocar que no funcionen.

En caso de que los auriculares sean de silicona, lo cual hace que sean más propensos a la hora de retener una mayor cantidad de cerumen, retirar la almohadilla e introducirlas en un vaso con alcohol rebajado con agua, durante 4 o 5 minutos.

Fuente: Natursan

COMENTARIOS