Alimentación

Seis snacks saludables para llevar al trabajo

Recetas de colaciones para evitar ingerir comida chatarra en el horario laboral

domingo 6 de octubre de 2019 - 7:46 am

Cuando te agarra hambre en el medio del trabajo, es mejor tener a mano snacks que sean saludables. A continuación, algunas ideas que podés preparar en tu casa y llevar al día siguiente.

Snacks saludables de chips vegetales

Si las papas fritas son tu perdición, los chips vegetales son la alternativa perfecta. Elegí tus verduras favoritas (zanahorias, calabacín, remolacha, etcétera) y, a continuación:

- Cortalas en finas láminas.

- Extendelas sobre la bandeja del horno.

- Pineélalas con aceite de oliva y hierbas aromáticas (orégano, pimienta, romero, curry, etc).

- Hornealas unos 20 minutos a temperatura media.

- Dejalas enfriar para que esté crujientes.

- Méetelas en una bolsa de silicona para llevarlos al trabajo y te durarán varios días.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Yogur con fruta, canela y chocolate negro

La mejor opción para escoger un yogur es en sus versiones naturales, sin endulzar. Podés elegir un yogur natural entero, desnatado, griego, o de soja, dependiendo de las necesidades.

Gracias al sabor de la fruta, la canela y el chocolate negro esta mezcla resultará dulce y apetitosa al paladar. Otro dato importante es que el chocolate negro sea al menos un 70% de cacao.

Podés ir variando la fruta y así tendrás distintas opciones. Mezclalo todo y llevalo en un tupper  para transportarlo.

Snacks de galletas de avena y banana

- Aplastá una muy madura con la ayuda de un tenedor, y mezclá con copos de avena (unos 30 g más o menos).

- Si querés, agregá un poco de canela molida, fruto seco o fruta desecada, como pasas o nueces.

- Repartí la masa en pequeñas porciones, más o menos la cantidad que cabe en una cucharada de postre.

- Ponelas encima de una placa de horno recubierta de papel vegetal, duarante 15-20 minutos a 180º,  y las dejás enfriar.

- Conservalas en un tarro de cristal bien cerrado.

Requesón con zanahorias baby

Un snack saludable y bajo en calorías. El requesón no es un queso, sino un lácteo obtenido a partir del suero de la leche mediante la fermentación del suero sobrante de la elaboración de los quesos.

Es una buena opción para perder peso, ya que tiene poca grasa. También es idónea si buscas ganar masa muscular, porque contiene cuatro veces más proteínas que la leche. Podés comerlo con zanahorias baby que son fáciles de llevar, o bien, con tomates cherry.

Pudding de chía y fruta

Lo podés llevar en un tarro pequeño de cristal. La chía es una semilla rica en fibra, en ácidos grasos poliinsaturados, como el omega 3 y 6, que ayudan a prevenir enfermedades como la hipertensión, enfermedades cardiovasculares y la diabetes.

Asimismo, contiene fibra soluble, en particular los mucílagos, que al estar en contacto con un líquido forman un gel que, al asimilarse, prolonga la sensación de saciedad.

- Para tomarlas en pudding hay que mezclar 3 cucharadas de semillas de chía crudas con 200ml de leche o bebida vegetal.

- Luego, debés meterlo unas cuantas horas en la heladera para que se convierta en gelatina.

- Después añadí como topping cualquier fruta que te guste; mango, fresas, kiwi, etcétera.

- Dejalo preparado por la noche y así lo tendrás listo al día siguiente para llevarlo al trabajo.

Vainas de soja edamame

Originarias de la gastronomía asiática, son un nuevo snack saludable que te engancha como las bolsas de pipas. Para prepararlas, introducí las vainas de soja verde (sin descongelar) en agua hirviendo con sal, entre 3 y 5 minutos, y escurrir. Podés acompañar con semillas, pimentón o salsa de soja.

Comer edamame sirve como aporte de proteínas vegetales y de micronutrientes como el calcio, hierro, fósforo, manganeso y vitaminas como la C, B9 o vitamina K. Además, contienen isoflavonas beneficiosas para la salud.

Fuente: Mejor con salud

COMENTARIOS