Interés General

¿Por qué a veces sentimos que damos “electricidad” a otras personas?

Descubrí las causas de este fenómeno, los momentos en los que se intensifica y las maneras de evitarlo

jueves 3 de octubre de 2019 - 2:05 pm

A todos nos ha pasado alguna vez sentir que damos “descargas eléctricas” a una persona, que se intensifican en algunos momentos y disminuyen en otros. Pero, ¿alguna vez te preguntaste por qué sucede este fenómeno?

Esa descarga que sentimos se debe a la electricidad estática, es decir, la carga eléctrica que se encuentra estacionada en un objeto que no está en movimiento. Cuando sientes toques eléctricos es porque la electricidad pasa de una persona que ha acumulado la carga estática hacia otra que funciona como conductora.

¿Cómo nos cargamos de electricidad estática? Esta energía se almacena al tener contacto (generalmente por fricción) con ciertos materiales, aparatos eléctricos y algunos seres vivos.

¿Cuándo se intensifica? Se intensifican en temporada de calor porque el aire no encuentra humedad para liberar las descargas eléctricas, por ello, en días calurosos es común pasar corriente entre personas después de que una de ellas tuvo un trayecto largo o llegó de la calle a una zona de trabajo fría.

¿Sentís que te sucede más seguido que a otras personas? Se debe a que algunas personas transmiten mejor este tipo de energía, sufriendo más descargas al tocar objetos como aparatos eléctricos u otros individuos con alta concentración de esta energía.

¿Cómo puedo evitarlo? Aunque es difícil prevenirlos, se pueden tomar una serie de medidas para evitar cargarte de electricidad:
-Evita prendas como poliéster, lana, seda y nylon, son materiales conductores de electricidad que ionizan la piel y te vuelven conductor de energía. Es prefierible la ropa de algodón (absorbe la electricidad mejor que otros materiales).
-Quítate los zapatos y camina descalzo un rato, evitando alfombras sintéticas.
-Dado que el agua conduce bien este tipo de electricidad, con una ducha se disminuye la cantidad de energía acumulada durante el día.
-Evita tocar muebles de metal (captan la electricidad emitida por los aparatos eléctricos de la casa) y, por el contrario, toca aquellos de madera para descargar en ellos la energía.
-Frota tu ropa contra superficies de aluminio para disipar la electricidad.
-Si te vas a acercar a alguien, se recomienda tener algo metálico en la mano (por ejemplo, unas llaves), de este modo la energía se desviará a lo metálico y evitarás los toques.

COMENTARIOS