Insólito

Se dio a conocer el informe médico de la mujer de 22 años que se hacía pasar por una niña

El escrito médico avala la versión de sus padres adoptivos y confirma que la edad de la niña no es la que decía tener

lunes 30 de septiembre de 2019 - 1:45 pm

Michael y Kristine Barnett adoptaron a un niña de seis años en el año 2010. Sin embargo, cuando la menor cumplió nueve, la pareja fue acusada de negligencia grave por abandonar a la niña. 

La supuesta niña, Natalia Grace, fue abandonada en 2013 en Indiana cuando sus padres se mudaron a Canadá. Ambos aseguraban que la nena no tenía nueve años como afirman los documentos, sino que su verdadera era 22 años. Además, agregaron que la nena tiene problemas de enanismo y dificultades para caminar. Afortunadamente, lograron que un juez cambiara la fecha de nacimiento de Natalia, quien no habia nacido en 2003 sino entre 1989 y 1998.

“Todos los doctores confirmaron que padecía enfermedades psicológicas graves que sólo se diagnostican en adultos. Hizo declaraciones y pintó dibujos en los que decía que quería matar a los miembros de la familia, envolvernos en una sábana y ponernos en el jardín trasero. Se quedaba de pie junto a nosotros en medio de la noche. No se podía dormir. Tuvimos que esconder todos los objetos punzantes. La vi poner químicos, lejía o algo así en mi café y la pregunté, ‘¿Qué estás haciendo?’  Me dijo: ‘Estoy intentando envenenarte”, contó la acusada.

Ahora, se dio a conocer el parte médico de la clínica Indiana University Health  que también avala la versión de los Barnett.

“Desafortunadamente, determinar la edad concreta ha sido difícil. Los informes facilitados por los oficiales de su país nativo, en Ucrania, están muy incompletos. Además, como ella padece displasia espondiloepifisaria, un tipo de enanismo, los métodos convencionales para determinar su edad no son aplicables. Ella fue atendida por un ortopedista y un endocrino. Ninguno de los especialistas pudo ayudar a proporcionar una edad exacta”.

“Con el paso del tiempo se ha vuelto más evidente que la paciente es considerablemente más mayor de lo que dice ser. Un dentista le realizó un examen en 2011 y concluyó que su dentición era propia de un adulto. Una evaluación neuropsicológica en 2011 la describió como “completamente desarrollada” y con “características sexuales secundarias”. Esto se traduce en un desarrollo sexual adulto. Durante su hospitalización psiquiátrica en 2012, se estableció que ella tenía al menos 14 años. En ese momento, también se le diagnosticó una sociopatía adulta, que comúnmente no aparece en los pacientes hasta, al menos, los 16 años. Entonces, ella empezó a admitir que tenía más de 18. Esto ocurrió hace cinco años”, sigue.

Y cierra la carta: “La señorita ****** Barnett ha hecho una carrera perpetuando el fraude sobre su edad. Ha continuado engañando a aquellos que tenían las mejores intenciones. Esto incluye a sus anteriores y actuales tutores, a los médicos y a sus padres adoptivos. Las mayores víctimas aquí han sido Michael y Kristine Barnett”

COMENTARIOS