Estados Unidos

Era la mujer perfecta para él, pero en realidad ocultaba un aterrador pasado

sábado 28 de septiembre de 2019 - 10:39 am

John y Lori se conocieron en la escuela secundaria. Lori se había mudado recientemente y no conocía a nadie, por lo que callada y tímida, John se sintió inmediatamente atraído por ella y no dudó en acercársele. No sabía que años después, lamentaría ese primer paso…

Lori nunca habló sobre su vida personal, lo único que le dijo a John fue que tuvo una infancia difícil y no tuvo contacto con su familia . A John no le importaba porque estaba muy enamorado. Más tarde, esto resultó ser el mayor error que haya cometido…

A pesar de las dudas que tenía sobre el pasado de Lori, se casó con su gran amor. Se mudaron a Texas para formar una familia. Poco después de la mudanza, Lori quedó embarazada. John no podía creer su felicidad: encontró el amor de su vida y su deseo de tener hijos se estaba cumpliendo. ¿Qué podría salir mal?

El nacimiento de su hija debería haber sido un momento de alegría y celebración, pero se convirtió en lo contrario. Inmediatamente después del nacimiento, Lori comenzó a distanciarse de su esposo y sus suegros. Los padres de John nunca habían confiado en Lori. La encontraban demasiado silenciosa, fría, distante y grosera. Como si ella tuviera algo que ocultar…

Después de un período de intensas discusiones, la pareja decidió divorciarse. Lori solo consiguió decaer y finalmente se quitó la vida a la edad de 42 años. John no podía entender la tragedia: ¿Cómo pudo su vida perfecta haber terminado tan terriblemente?

Sin embargo, este no fue el único misterio. Lori resultó no ser esa persona en absoluto, la persona que John había conocido todos esos años…

Después de su muerte, John encontró varias tarjetas de identidad en su caja fuerte privada, con fotos que tenían diferentes nombres y apellidos. ¡Su esposa era en realidad otra persona! ¿Quién era ella entonces?

Una tarjeta de identidad tenía su apellido de soltera, Lori Erica Kennedy, pero otra tenía a Becky Sue Turner. Algo no estaba bien aquí. Pero eso no fue todo…

También encontró un certificado de nacimiento de una niña desconocida en Washington, páginas arrancadas de una guía telefónica, una carta de recomendación de un ex empleador en Bangkok y páginas de códigos extraños, garabatos, fechas y números indefinibles. ¿Qué significaba todo esto?

Se llamó a la policía y comenzó una búsqueda de varios años de la verdadera identidad de “Lori”. Las fotografías de la mujer se compararon con los rostros de niños que habían desaparecido entre 1970 y 1980. Pasaría un tiempo antes de que se revelara la verdad real…

La misteriosa mujer resultó ser Kimberly McLean, que había huido de su casa en Filadelfia a la edad de 18 años. No se sabe por qué Kimberly había decidido dejar a su familia.

Probablemente se debió al divorcio de sus padres, que ella no pudo soportar. No mucho después de eso, decidió dejar la casa de sus padres para siempre y continuó con una identidad diferente…

Fuente FamilyFeed.net

COMENTARIOS