Seguinos en nuestras redes

Política

Los exfuncionarios kirchneristas que cantarían “vamos a volver” en diciembre

El candidato del Frente de Todos confirmó que tiene el Gabinete definido en un 70%: muchos ya estuvieron o con Cristina o con Néstor Kirchner. Permanece la duda en el ministerio de Economía

Hay varios exfuncionarios kirchneristas que sueñan con volver a ponerse el traje de ministro en el eventual Gabinete que conformaría Alberto Fernández en caso de ser elegido Presidente estas elecciones del 27 de octubre.

Algunos ya son un hecho; y otros, particularmente quienes formarían parte del ministerio de Economía deberán esperar un poco más, ya que el sillón de la cartera más caliente está atravesado por un círculo interminable de especulaciones, pese a que dentro de éste fluyen en la cabeza del ex jefe de Gabinete los mismos nombres desde hace meses.

Del 70% del equipo que ya dijo tener definido Fernández, estos son los exfuncionarios que lo acompañarían, según consignó la licenciada en Comunicación Diamela Rodríguez.

Florencio Randazzo. Fue ministro del Interior desde 2007 y, después de la tragedia de Once, Cristina Kirchner lo puso a cargo de Transporte. Se distanció del kirchnerismo en 2015, cuando la presidenta le propuso ser candidato a gobernador bonaerense y le bloqueó la posibilidad de competir con Daniel Scioli en la interna presidencial. Ya en 2017 se presentó como candidato a senador por el Frente Cumplir con el propio Alberto Fernádez como jefe de campaña. Esa relación se mantiene en la actualidad y por eso este miércoles 25 de septiembre compartieron un almuerzo en el que, según aclararon, no hubo un ofrecimiento concreto. El Ministerio de Transporte podría volver a ser su destino, aunque deberán concretarlo en futuras reuniones que “dependen más de Alberto que de Florencio”, aclararon a PERFIL desde el en el entorno del exministro.

Julián Dominguez. En 2009 estuvo al frente del Ministerio de Agricultura bajo el mandato de Cristina. Luego terminó como presidente de la Cámara de Diputados. En 2015 compitió en la interna como precandidato a gobernador bonaerense y perdió contra Aníbal Fernández, más tarde derrotado por María Eugenia Vidal. Ahora se lo menciona para el Ministerio de Trabajo. “Cree que primero deben ganarse las elecciones”, respondieron a Perfil cerca de Domínguez respecto a un posible cargo en el Gabinete de Fernández y que está avocado, además, a que el peronismo “recupere” Chacabuco, su ciudad de origen.

Carlos Tomada. En la actualidad ocupa una banca en la Legislatura porteña luego de haber sido el ministro de Trabajo del matrimonio presidencial durante 12 años consecutivos. Además de Domínguez, Tomada es otro de los candidatos que suenan para reemplazar a Dante Sica, cuya cartera (Producción y Trabajo) volvería a dividirse en dos.

Sergio Massa. Encabeza la lista de diputados nacionales del Frente de Todos por la provincia de Buenos Aires y aparece como candidato natural para presidir la Cámara baja. Sin embargo, en la previa del cierre de listas, Fernández había aclarado que Massa “no quiere volver al Parlamento” y por estos días no se descarta que vuelva al cargo de jefe de Gabinete, cargo que ocupó por un año entre 2008 y 2009. Massa y Alberto Fernández forjaron su relación en la campaña del Frente Renovador que enfrentó a Cristina en las legislativas de 2013.

Juan Manzur. “Va a hacer lo que Alberto le pida”, respondieron a este medio desde el espacio del actual gobernador de Tucumán, reelecto en junio. “Quiere quedarse acá”, aclararon luego. El mandatario provincial sonó en reiteradas oportunidades para volver a ocupar el puesto de ministro de Salud, cargo que también ocupó entre 2009 y 2015. Fue el primer gobernador que expresó su apoyo público a la candidatura de Fernández antes de las PASO, e incluso lo visitó en el Sanatorio Otamendi cuando le dieron el alta médica. Sus acciones bajaron después del escándalo que desataron primero el asado multitudinario que le organizó al postulante presidencial y el posterior uso del avión sanitario de la provincia para fines proselitistas.

Ginés González García. Otro candidato a ocupar la cartera de Salud, que encabezó bajo el mandato de Néstor Kirchner. Su postura a favor de la despenalización del aborto provocó un escándalo con la Iglesia que terminó con su salida del Gabinete hacia la embajada de Chile. Hoy es uno de los proyectos apoyados por Alberto Fernández. “Siempre fue claro mi rechazo”, había respondido el fallecido expresidente. Consultado por la posibilidad de volver al Poder Ejecutivo, González García respondió a Perfil que va a “estar en el proyecto. Dentro o fuera del gobierno”.

María Eugenia Bielsa. Con una conexión con el “nestorismo” (su hermano Rafael fue el primer canciller de Kirchner), la exvicegobernadora santafesina viene de perder las internas a gobernador en su provincia ante Omar Perotti. Entre 2011 y 2013 fue diputada nacional, pero le presentó su renuncia a la entonces presidenta Fernández de Kirchner por su enfrentamiento con Agustín Rossi: “Mis compañeros traicionaron al movimiento peronista. Estoy hablando de alianzas espurias del rossismo para acompañar propuestas socialistas”, dijo entonces. Sobre la posibilidad de ocupar el cargo en la Secretaría de Vivienda a partir del 10 de diciembre, en su entorno respondieron a Perfil: “No hay nada confirmado hasta que Alberto gane las elecciones”.

Daniel Arroyo. Fue Secretario de Políticas Sociales y Desarrollo Humano de Néstor Kirchner y luego Ministro de Desarrollo Social de la provincia de Buenos Aires con Scioli hasta 2013. Ese año se asoció al entonces opositor Sergio Massa, y desde allí es su referente en temas sociales. Por eso suena para ocupar el Ministerio de Desarrollo Social. “Alberto Fernández siempre tiene palabras elogiosas sobre mí, yo le estoy muy agradecido, estoy convencido que va a ser una gran presidente y estoy para sumar donde sea y como sea”, respondió a PERFIL sobre la posibilidad de suceder a Carolina Stanley. En mayo se reunió con la gobernadora Alicia Kirchner para debatir sobre las problemáticas del área.

El equipo económico

Roberto Lavagna. “¿A qué presidente no le gustaría tenerlo de ministro de Economía?”, lanzó Alberto Fernández en referencia a Lavagna, ícono de la recuperación económica de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner. Sin embargo, ante las reiteradas preguntas al respecto respondió: “Soy candidato a presidente, punto, nada más”.

Emmanuel Álvarez Agis. El exviceminstro de Axel Kicillof es uno de los economistas de consulta de Alberto Fernández y, como muchos, suena para el ministerio de ese ámbito, aunque podría seguir dedicado a la consultoría. Durante la entrevista que brindó a Jorge Fontevecchia a PERFIL adelantó algunas de sus ideas principales: “En Argentina nos falta toda una generación de economistas que discuta qué modelo industrial queremos tener. Una autocrítica profunda al período kirchnerista es que nunca supimos qué modelo industrial queríamos”.

Guillermo Nielsen. ​Autodefinido liberal, economista en la Universidad de Buenos Aires y formado en Boston, fue secretario de Finanzas del Ministerio de Economía y Producción entre 2002 y 2005. En el equipo de Roberto Lavagna estuvo a cargo de renegociar la deuda con el FMI en épocas de Néstor Kirchner. Más tarde fue ministro de Hacienda porteño en 2006 y embajador argentino en Alemania entre 2008 y 2010. Hoy es otro de los economistas de referencia del Frente de Todos. “Me encantaría ser ministro de Economía pero la realidad pinta muy brava”, admitió en diálogo con Radio Continental.

Martín Redrado. Fue presidente del Banco Central entre 2004 y 2010, cuando se fue en medio de un escándalo con el kirchnerismo por su negativa a usar reservas para pagar deuda. Hoy es crítico del macrismo e incluso acusó a la actual conducción del BCRA por dejar subir el dólar tras las PASO. Su nombre ronda el equipo económico por su perfil moderado y su buena relación con el mundo financiero internacional. “Tengo un excelente diálogo con Alberto, lo conozco hace 30 años, hablamos periódicamente de temas económicos. No hay más que un buen diálogo, pero sigo trabajando como siempre en el sector privado”, respondió sobre la posibilidad de llegar al Ministerio.

Política

En un guiño a la CGT Alberto Fernández le giró $7.390 millones a las obras sociales

Se trata de una parte de un desembolso total de 11 mil millones de pesos destinados a financiar los gastos extra que debieron asumir por la pandemia

En el día de ayer el Gobierno dio paso al cumplimiento de la Decisión Administrativa 894/2021 publicada en el Boletín Oficial el 7 de septiembre que establecía un reajuste en las partidas presupuestarias. Según las planillas anexas de esa resolución, la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS), órgano de control de obras sociales y prepagas, recibió una “contribución de la Administración Central para financiar gastos corrientes”.

Según consigna el medio Ámbito, la medida consiste en comenzar a cumplir con una promesa que el presidente, Alberto Fernández, le había hecho a la CGT para solventar los gastos extra que tuvieron que asumir las obras sociales por la pandemia. En este sentido, las prestadoras de salud sindicales esperan recibir en lo que resta del año más de 11 mil millones de pesos luego de haberle presentado su estructura de costos.

Parte de esa “deuda” que contrajo el presidente, la saldó en el día de ayer cuando destinó 7.390 millones de pesos para que sean distribuidas entre las obras sociales. De esta forma, en Casa Rosada quedará pendiente transferir cerca de $4.000 millones.

Los fondos enviados, según consigna el mismo medio, surgen de un recorte de presupuesto realizado a los ministros de Educación y Transporte ya que se considera que ese dinero esta destinado a cubrir las prestaciones por esos rubros dadas por las entidades de salud de los gremios: traslados, movilidad y servicios educativos para discapacitados.

El Gobierno manejó esta reasignación con mucho secretismo y así lo evidencia esta Decisión Administrativa ya que el desembolso aparece al fondo de las planillas de la misma. En concreto, en la página 206 de las 208 que tiene el Anexo I de la norma que postula que “resulta necesario modificar el presupuesto vigente de la Superintendencia de Servicios de Salud, organismo descentralizado actuante en la órbita del Ministerio de Salud, a los efectos de afrontar parcialmente los incrementos del mecanismo de integración que cubre las prestaciones médico-asistenciales previstas en el Nomenclador de Prestaciones Básicas para Personas con Discapacidad”.

Fuente: Ámbito Financiero

Continuar leyendo

Política

La fuerte amenaza de Mario Ishii contra la prensa: “Un día el pueblo se va a levantar contra los medios”

El intendente de José C. Paz cuestionó la cobertura periodística de la pandemia y apuntó contra quienes criticaron a Alberto Fernández.

Noticia en desarrollo…

Continuar leyendo

Política

Encontraron muerto a Carlos Liñani, uno de los procesados por extorsiones al exsecretario de Cristina Kirchner

La Policía de la Ciudad lo encontró sin vida en su departamento. Los vecinos habían alertado por un escape de gas

Carlos Liñani, procesados por la Justicia Federal de Dolores en la causa por las extorsiones a Pablo Barreiro, el exsecretario de Cristina Kirchner, y ligado al falso abogado Carlos D’Alessio, fue hallado muerto anoche en su departamento de Palermo. Las investigaciones preliminares indican que se suicidó: estaba tirado en el piso del living y junto a su cuerpo exánime había una manguera conectada a un caño flexible de gas y, en la punta, una mascarilla. Además, dejó varias cartas en las que habría dejado explicados a sus allegados los motivos de la trágica decisión.

Liñani había sido procesado por el exjuez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla como integrante de una asociación ilícita que, entre otros hechos extorsionó a Pablo Barreiro, hijo de Ricardo Barreiro, el “jardinero” de los Kirchner que había estado preso en la causa de los cuadernos de la coima.

En una renunión entre los hijos de Barreiro y Liñani, este último fue en representación de D´alessio, les alertó que “era inminente la detención de su padre (Pablo Barreiro). Los hijos de Barreiro sospecharon de la situación y lo grabaron. En esos audios, que terminaron en poder de la Justicia, Liñani se adjudicaba una relación con el fiscal Carlos Rívolo, que lo terminó denunciando. Por ese episodio, Liñani fue procesado por el juez Sebastián Casanello por el delito de “defraudación con influencia mentida en grado de tentativa”. El fallo luego fue confirmado por la Cámara Federal.

Ramos Padilla procesó a Liñani en agosto e 2019 como un miembro secundario de la banda de D’Alessio. “Liñani, en razón de su experiencia y actividad en comercio exterior, desempeñaba un rol específico en la organización en particular en torno a los planes de la organización respecto de la denominada ‘mafia de la aduana’ o ‘mafia de los contenedores’, ya que podía utilizar sus especiales conocimientos en la materia para actuar con visos de mayor legitimidad frente a las víctimas y otorgar mayor verosimilitud a las intimidaciones que formaban parte de la batería de recursos que eran utilizados para el desarrollo de ciertas operaciones, alegando vínculos propios o de otros miembros de la organización con la Agencia Federal de Inteligencia, la Embajada de los Estados Unidos, funcionarios de la Aduana, magistrados y periodistas”, consta en esa resolución.

 

Con información de Infobae

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR