Economía y política

Alberto Fernández explicó cómo enfrentará la deuda con el FMI si gana la elecciones

El candidato a presidente apuesta a una renegociación de los plazos de pago sin aplicar quitas de capital, al igual que lo hizo Uruguay en el año 2003.

jueves 26 de septiembre de 2019 - 8:47 pm

El candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, por primera vez dio detalles de cómo abordará el problema del endeudamiento de la Argentina con el Fondo Monetario Internacional de llegar al Gobierno: su estrategia sería semejante a la utilizada en Uruguay para reperfilar sus bonos en 2003.

En caso de ser elegido presidente, el ex jefe de Gabinete kirchnerista aseguró que buscará encarar una “negociación seria y sensata” con los acreedores, con el objetivo de estirar los plazos de pago para poder “ganar tiempo para crecer” pero sin aplicar quitas de capital ni de intereses.  “Lo he hablado con muchos fondos de inversión y ellos están conscientes de que ese puede ser un camino de salida”, afirmó con optimismo el precandidato.

No va a ser tan difícil hacer algo distinto a lo que hizo Uruguay”, dijo Fernández. ¿Qué hizo Uruguay? El país vecino se encontraba sumergido en una fuerte crisis económica desde el año 2001, en parte producto de un “efecto contagio” de la situación económica que afrontaba la argentina.

Uruguay se vio obligado a renogociar su alta deuda con el ente internacional, que correspondía a más del 100% de su PBI anual. Ante esta situación, eligió el camino de alargar los plazos en pos de cumplir con las obligaciones contraídas con el Fondo Monetario. Con ese objetivo en mente, luego de un año y medio de negociaciones, llegaron a un acuerdo con el Fondo que les permitió estirar los vencimientos de pago. Y de esta forma, evitar caer en default.

Las veces que nos reunimos, fuimos con la meta de obtener una prórroga de 5 años en los pagos, pero no solo fuimos a pedir. Fuimos también con cifras y hechos a demostrar que, como sociedad, estábamos haciendo enormes esfuerzos y generando ahorros para en un lustro poder cancelar los compromisos que teníamos, cosa que efectivamente hicimos. Así nos ganamos la confianza y demostramos a los inversores privados que éramos solventes”, explicó Carlos Steneri, el funcionario que condujo la exitosa negociación uruguaya, en una nota para Infobae.

Actualmente, en perspectiva, la mayoría de los analistas en Uruguay consideran que el plan fue imprescindible para salir de la crisis e iniciar una senda de crecimiento en los años posteriores.

Con información de Infobae

COMENTARIOS