Sociedad

¿Qué se necesita para obtener la ciudadanía española o italiana?

Ambas tienen en común es que facilitan la posibilidad de residir y trabajar legalmente en cualquier nación perteneciente a la Unión Europea

miércoles 25 de septiembre de 2019 - 8:30 am

En tiempos en los que se está dando una fuerte ola migratoria en Argentina a causa de la crisis económica y los nuevos paradigmas de vivienda y trabajo que adoptan los jóvenes, una de las preguntas más comunes que surge es: ¿Cómo tramitar la ciudadanía española e italiana?

Según indica Tribuna de Periodistas, como punto positivo, lo que ambas ciudadanías tienen en común es que facilitan la posibilidad de residir y trabajar legalmente en cualquier nación perteneciente a la Unión Europea.

¿Cómo obtener la ciudadanía española?

Hace 17 años, la Ley 36/2002 del gobierno de España estableció que “todas las personas cuyo padre o madre haya sido español y nacido en España pueden optar por la nacionalidad española sin límite de tiempo o de edad”.

Esto significa que el reconocimiento solo aplica a hijos y no a toda la descendencia directa sin límite generacional, como en el caso de la ley de nacionalidad iure sanguinis de Italia.

Actualmente, las posibilidades más viables para solicitar el reconocimiento de la ciudadanía española se acotan a hijos menores de 20 años de españoles o bien a aquellas personas que residan en España durante una determinada cantidad de años de forma legal con alguna visa previa.

Cabe destacar que no es posible llegar al país ibérico como turista y luego cambiar la situación a trabajador con “la excusa” de quedarse a vivir. Para estos casos existen otro tipo de visas, como la no lucrativa o por arraigo familiar, según indica el sitio web español de Asuntos Exteriores.

¿Cómo obtener la ciudadanía italiana?

La Ley 91 del 5 de febrero de 1992 denominada “iure sanguinis” (“derecho por sangre”) estableció que el hijo nacido de padre o de madre italiana es italiano. Sin embargo, es preciso recordar que la madre ciudadana transmite la ciudadanía a los hijos sólo a partir del 1 de enero de 1948.

A diferencia de la española, la ciudadanía italiana es otorgada, sin límite de generaciones, a los descendientes de los italianos emigrados, por lo que beneficia a un grueso de la población argentina, ya que solo deberán demostrar el origen de su antepasado presentando actas de nacimiento, matrimonio y defunción.

Para solicitar el reconocimiento de la ciudadanía a descendientes de italianos existen dos vías: tramitarla directamente en la comuna donde nació el antepasado, o bien, a través del consulado correspondiente a la zona donde vive el interesado.

¿Cuál conviene? Al respecto, ambas opciones tienen sus ventajas y desventajas: según aseguran en el grupo de Facebook “Tramite de ciudadania italiana en italia – comunidad de ayuda en tramites ” irse a vivir a Italia provisoriamente mientras “salen los papeles” es una opción mucho más rápida, aunque más cara por los costos de la estadía y otros gastos.

Por su parte, pedir el reconocimiento a través del consulado suele demorar más tiempo, ya que toda la documentación es enviada a la comuna italiana correspondiente y es necesario aguardar la respuesta que, según aseguran en este tipo de grupos, suele demorar hasta cuatro años.

COMENTARIOS