Seguinos en nuestras redes

Economía General

Fondos Buitre: Día clave para la Argentina ante la Corte Suprema norteamericana

Argentina tendrá hoy ante la Corte Suprema de los Estados Unidos la que probablemente sea la última oportunidad para convencer a los jueces para que se interese en que el “Juicio del Siglo” contra los fondos buitre

Argentina tendrá hoy ante la Corte Suprema de los Estados Unidos la que probablemente sea la última oportunidad para convencer a los jueces del máximo tribunal para que se interese en que el “Juicio del Siglo” contra los fondos buitre, y se convierta en uno de los no más de 85 casos que en ese ámbito se tratarán esta temporada. El desafío es extremo. La Corte ya determinó unos 75 casos a definir hasta mayo de 2015, y sólo restan unos 10 para tratar. [pullquote position=”right”]Fondos Buitre: Día clave para la Argentina ante la Corte Suprema norteamericana[/pullquote]

Desde la misma Corte ya les informaron en febrero pasado a los abogados del estudio Cleary Gotlieb Steen & Hamilton (CGS&H) que representan al país que seguramente no habrá otra oportunidad para que los jueces escuchen las argumentaciones argentinas. Para esto, y por presión de Jonathan Blackman y Carmine Bocuzzi (los dos abogados de CGS&H que llevan el caso), el Gobierno de Cristina de Kirchner decidió aceptar la contratación de uno de los máximos expertos de todo el sistema judicial norteamericano para que elabore una estrategia de defensa de la posición nacional: el ex procurador general del Tesoro del Gobierno de George W. Bush, Paul Clement. Este abogado, de ADN 100% republicano, se reunió el viernes pasado con Bocuzzi, Blackman y el ministro de Economía Axel Kicillof para terminar de elaborar la posición definitiva que hoy se llevará ante los ocho jueces que deberán tomar la decisión final de aceptar tratar el caso argentino o rechazarlo.

Es mucho lo que se juega el país en esta decisión de los magistrados norteamericanos. Si ocurriera lo primero, el país habrá logrado que el caso se prolongue al menos hasta el primer trimestre de 2014, con lo cual, hipotéticamente, la cláusula denominada Rights Upon Future Offers (RUFO) comenzaría a jugar a favor de la posición argentina. Según esta cláusula, quienes aceptaron ingresar a los canjes de deuda de 2006 y de 2010 pueden reclamar que se les igualen los pagos en el caso de que la Argentina realice una oferta mejor que la que aceptó casi el 94% de los tenedores de títulos públicos caídos en default en la crisis de 2001. Este capítulo vence indefectiblemente el 31 de diciembre de 2013, con lo cual la mayoría que aceptó ingresar en los canjes ya no podría reclamar que se les pague lo que se le liquide de más en una eventual negociación con los fondos buitre.

Si, por el contrario, la Corte Suprema norteamericana rechazara tratar el caso argentino, quedarían inmediatamente firmes los fallos de primera instancia del juez Thomas Griesa y de segunda de la Cámara de Apelaciones del Segundo Distrito de Nueva York, con lo que automáticamente la Argentina ingresaría en default técnico. Esto sería así, ya que ambos fallos sostienen que el país debe liquidar al contado unos u$s 1.300 millones, medida que de concretarse habilitaría al resto de los tenedores de bonos que sí aceptaron ingresar en los canjes a reclamar los mismos derechos, lo que le costaría al país unos u$s 23.000 millones. Esto es, obviamente, un imposible.

La estrategia que la Argentina desplegará hoy por recomendación de Clement es la justificación sobre la aceptación del 93% del canje, la posibilidad de sostener la reapertura de la posibilidad de acceder a un tercer llamado en las mismas condiciones que en 2012, además de insistir en que un triunfo de los “buitres” haría imposible nuevas reestructuraciones de deudas soberanas de otros Estados caídos en default ante la imposibilidad de garantizar su éxito.

Economía

Menos reservas: el BCRA tuvo que vender otros US$140 millones para contener el dólar

En la última semana ofreció en el mercado US$405 millones

Mientras las reservas del Banco Central (BCRA) siguen siendo una preocupación para el Gobierno y economistas, la entidad monetaria se vio obligada a vender en la última jornada de la semana otros US$ 140 millones para asistir la demanda del mercado. La jornada fue caracterizada por tener un “récord de operaciones”, ya que se operaron en el mercado oficial de cambios US$1.031,619 millones.

En lo que va de la semana, la entidad monetaria acumuló un resultado neto negativo de US$405 millones. Si se toma como fecha los primeros tres días de diciembre, la cifra es de US$200 millones de reservas propias que el BCRA le siguió aportando al mercado, según información del mercado.

La fuerte demanda por la divisa norteamericana obligó al presidente del BCRA a seguir endureciendo el cepo, en un intento de proteger los pocos dólares que aún controla. Una de las medidas se conoció el jueves de la semana pasada, cuando se prohibió la compra en cuotas los pasajes y servicios turísticos en el exterior. Otra fue esta semana cuando obligó a los bancos a venderles sus propios dólares. La medida generó más preocupación entre los ahorristas que ya retiraron, desde que se conoció la medida, al menos US$ 600 millones de los bancos.

En paralelo, en Wall Street, los bonos y acciones argentinas que son negociadas en dólares cayeron en la jornada del viernes hasta 10%. Concretamente, los retrocesos de los papeles argentinos son liderados por Banco BBVA (-8,8%); Globant (-6,6%); y Central puerto (-6%); y Mercado Libre (-5,9%). Aquí, el Merval cae 1,1%

Continuar leyendo

Economía

Mercados: en el marco de la negociación con el FMI, caen las acciones argentinas

Mientras tanto, el riesgo país retrocede a 1789 puntos básicos y desciende casi 100 unidades desde sus máximos recientes.

Días de extrema volatilidad viven los mercados y las acciones argentinas en el marco de las negociaciones que entabla el Gobierno argentino con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En Wall Street, los ADR y acciones argentinas que son negociadas en dólares descontaron en la jornada del viernes hasta 10%. Concretamente, los retrocesos de los papeles argentinos son liderados por Banco BBVA (-8,8%); Globant (-6,6%); y Central puerto (-6%); y Mercado Libre (-5,9%).

En la bolsa local, por su parte, el índice S&P Merval de BYMA perdía un 2,1%, a 85.628 puntos, tras subir más de un 10% en las anteriores dos sesiones de negocios.

“Teniendo en cuenta que se encuentra latente un posible acuerdo con el Fondo (FMI), las acciones financieras podrían tener en consecuencia un contundente aumento en sus cotizaciones siendo este sector el mayor tenedor de deuda privada.”, afirmó Ayelen Romero, ejecutiva de Cuentas de Rava Bursátil.

Gonzalo Gaviña, asesor financiero de Portfolio Personal Inversiones, comentó que “Argentina está transcurriendo días de alta volatilidad y cualquier noticia -sea positiva o negativa- repercute en el mercado. Tenemos una visita en Washington este fin de semana en la cual el Gobierno intentará alcanzar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional”.

“Esto fue bien recibido por los inversores y se reflejó también en las fuertes subas que se vieron dentro del panel de líderes. Una pequeña esperanza mueve con fuerza a los activos locales, tanto en renta variable, como renta fija.”, acotó Graviña

Por su parte, el riesgo país, el índice de JP Morgan que mide el diferencial de las tasas de retorno de los bonos del Tesoro de los EEUU con similares emisiones emergentes, pierde 27 unidades para la Argentina, a 1.789 puntos básicos.

Noticia en desarrollo…

Continuar leyendo

Economía

Un tribunal de EEUU solicitó detalles de cómo se medía el PBI en el Gobierno de Cristina Kirchner

Un fondo buitre denunció que la ex presidenta manipuló los números para evitar incrementar la deuda.

Un tribunal federal de Nueva York exigió que la Argentina revele la metodología utilizada para medir el Producto Bruto Interno (PBI) en 2013, durante la segunda presidencia de Cristina Kirchner. La decisión tiene un vínculo con el juicio iniciado al país por el fondo buitre Aurelius Capital Management.

El fondo estadounidense solicitó este dato para determinar si deben pagarse o no los bonos de la deuda pública atados al crecimiento, conocidos como cupón PBI. Esa fue una herramienta que utilizó Argentina en el canje de deuda con acreedores privados en 2005.

Por su parte, Aurelius Capital Management deberá presentar ante el tribunal los documentos que prueban la compra de títulos argentinos emitidos en dólares, luego de esa reestructuración de deuda. El fondo buitre reclama USD 159 millones que el país le debería por los bonos cupón PBI.

Aurelius afirmó ante la Justicia estadounidense que la Argentina no realizó los pagos de los cupones PBI vinculados a los bonos emitidos en sus reestructuraciones de deuda de 2005 y 2010. Además, según el fondo, Cristina Kirchner manipuló los números del PBI del 2013 para evitar pagar una suma mayor.

Axel Kicillof, quien se desempeñaba como ministro de Economía en aquel entonces, había anunciado en principio que el PBI de ese año había crecido 4,9%. Sin embargo luego se mencionó que en una revisión de cuentas, el verdadero número era del 2,9%.

Causa Hotesur y Los Sauces: el fiscal apelará el sobreseimiento de Cristina Kirchner

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR