Salud

Alzheimer: cómo reconocer los síntomas y la importancia de una detección temprana

La Organización Mundial de la Salud eligió en 1994 al 21 de septiembre como la fecha para celebrar el Día Mundial del Alzheimer

sábado 21 de septiembre de 2019 - 8:43 pm

La Enfermedad de Alzheimer se trata de un tipo de demencia que causa problemas en la memoria, el pensamiento y comportamiento. Los síntomas suelen desarrollarse de manera lenta y agravarse con el paso del tiempo, por lo que resulta clave comprender los síntomas que posibiliten detectar el cuadro tempranamente.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) eligió el 21 de septiembre como la fecha para celebrar el Día Mundial del Alzheimer desde 1994 y en esta ocasión rol fundamental consiste el trabajo en la prevención de la patología.

La médica neuróloga María Alejandra Amengual señaló a Infobae que “varios síntomas que son frecuentes en la enfermedad de Alzheimer, tales como la pérdida de memoria, la dificultad para encontrar las palabras correctas y los cambios de humor, también pueden observarse en la depresión o en el envejecimiento normal. Sin embargo, se diferencian por el grado de interferencia que generan para el desarrollo de actividades habituales”.

La especialista explicó que “es común que dentro del envejecimiento normal se olviden ocasionalmente nombres o citas, pero suelen recordarse con posterioridad. En cambio, en aquellas personas que padecen Alzheimer, pueden presentarse episodios de pérdida de memoria frecuentes que comprometen las actividades de la vida diaria. También pueden aparecer dificultades para realizar o resolver tareas con las que estaban familiarizados”. La neuróloga especificó que “otros síntomas de esta enfermedad pueden ser: problemas de percepción visual, pérdida de objetos o guardarlos en lugares inapropiados, fallas en el sentido común y en la capacidad de juicio o toma de decisiones, abandono de actividades sociales y cambios en el humor y la personalidad“.

Un diagnóstico precoz y acertado es fundamental ya que permite al médico recomendar modificaciones del estilo de vida, brindar un pronóstico y posibilitar que el paciente tome decisiones respecto a pautas de manejo futuro. También, es importante para prevenir riesgos que pudieran depender de olvidos u otros síntomas cognitivos. Asimismo, dará la posibilidad a la familia de estar informada sobre lo que le está ocurriendo a su ser querido y así acompañarlo de la mejor manera. “En la entrevista inicial, el neurólogo realizará un interrogatorio específico y detallado para recabar información sobre los síntomas (características, severidad, tiempo de evolución) y los antecedentes del paciente que puedan resultar relevantes. También se realizará un examen físico neurológico (evaluación de fuerza, reflejos, equilibrio, entre otros)”, indicó Amengual.

Fuente: Infobae.

COMENTARIOS