Política

La crisis en Chubut golpea a Massa, “amigo” y padre político de Arcioni

El jefe provincial de Chubut es el único gobernador que responde al titular del Frente Renovador; la semana pasada intentó aumentarse el sueldo un 100% mientras la provincia enfrenta una profunda crisis económico-social

domingo 22 de septiembre de 2019 - 7:10 am

El gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, enfrenta duras críticas por parte de la oposición, sindicatos, empleados estatales y docentes, que coinciden en reclamar el juicio político en su contra.

Apadrinado por el titular del Frente Renovador, Sergio Massa, Arcioni llegó al poder de la provincia tras la muerte de Mario Das Neves. Arcioni era el vicegobernador de Das Neves y accedió al cargo en noviembre del 2017, y recién este año fue electo jefe provincial a través de las urnas. Sin embargo, desde que comenzó este nuevo mandato, Arcioni acumula problemas de gestión en diversos frentes, que lo llevaron a ser eje de críticas por parte de la oposición y sindicatos.

La provincia comandada por el “pichón” de Massa tiene un déficit de $ 2300 millones, en parte porque la masa salarial aumentó en menos de un año de $ 1800 millones a $ 4300 millones. Este incremento en la planta estatal facilitó la victoria electoral de Arcioni en junio pasado, pero los inconvenientes no tardaron en surgir al momento de tener que pagar salarios. 

En ese contexto, se conoció en los últimos días que el gobernador ordenó un incremento salarial de 300% para toda la planta política provincial, entre los que se destacan secretarios, ministros y el propio Arcioni. Horas después de conocida esta noticia, dos docentes fallecieron en un accidente ocurrido en la Ruta 3 camino a Comodoro Rivadavia luego de participar de una protesta contra el gobernador, lo que derivó en una violenta manifestación en Rawson el pasado 17 de septiembre.

Mientras tanto, muchos micrófonos salieron a la caza de las palabras de Massa, quien viajó en junio pasado para asumir como propia la victoria de Arcioni, a quien definió en su tiempo como un “amigo”. Según publicó Perfil.com, Massa dialogó con el director de Editorial Perfil, Jorge Fontevecchia, y apuntó directamente contra el presidente, Mauricio Macri, por la situación crítica en la provincia.

Esta versión también mantuvo el massismo cuando fue consultado por La Nación. En un atículo publicado en las últimas horas, desde el entorno del tigrense responsabilizaron, sin grises, a Macri, y aseguraron que la piedra angular del conflicto es que la Casa Rosada le está retaceando fondos a Chubut a propósito.

Por lo bajo, Massa sugiere que el Presidente está incluso “dispuesto a dejar que a Arcioni se le incendie la provincia” y vincula el supuesto enojo del jefe del Estado con una “demora intencional” de parte de la provincia en reglamentar el artículo de una ley que permitiría la explotación minera a cielo abierto en el centro del territorio. Esta legislación permitiría avanzar con iniciativas como el llamado proyecto Navidad y con el acuerdo de exploración y explotación de uranio que Macri acordó con Vladimir Putin en su último viaje a Rusia.

Pero esta versión del “amigo” de Arcioni no es respaldada por sus ahora aliados políticos del Frente de Todos. Desde el entorno de Alberto Fernández no quieren ir tan lejos como Massa y, si bien ahorraron criticar a Arcioni, explicaron la crisis provincial por la caída en el precio internacional del petróleo, que afectó la recaudación local.

Mientras tanto, la tensión social reina en Chubut desde hace varias semanas. No hay clases desde el 22 de julio, los funcionarios estatales están en huelga, los hospitales tienen sus guardias colapsadas, la actividad judicial está detenida y los trabajadores petroleros de Vaca Muerta vieron alterada su actividad debido a los problemas económicos.

COMENTARIOS