Salud

Siete señales que indican exceso de sodio en tu cuerpo

Si bien consumir sal es importante para la salud, hacerlo en forma desmedida afecta a tu organismo

jueves 26 de septiembre de 2019 - 7:04 am

Cuando hablamos de sodio en el cuerpo, nos referimos sobre todo al cloruro sódico o sal. Aunque consumirla en exceso es malo, es importante para la salud y necesitamos tener cierta cantidad de ella en el cuerpo.

Entre los principales beneficios del sodio se encuentra su capacidad de extraer la acidez en las células, ayudar a la transmisión de impulsos nerviosos y prevenir calambres musculares. Sin embargo, un exceso puede generar algunos problemas como hipertensión, trastornos renales, osteoporosis, y favorecer el sobrepeso.

Para saber si hay demasiado sodio en tu cuerpo, prestá atención a estas señales.

Tener demasiada sed

Cuanta más sal ingerimos, el cuerpo pide más líquido. Si te pasás todo el día con sed, y aunque tomes agua seguís teniendo la necesidad de más líquido, lo más probable es que haya demasiado sodio en tu cuerpo.

Querer más sal

A pesar de la sed, la sal es adictiva. Si todo el tiempo tené la necesidad de comer cosas saladas, es posible que no sea porque te falte sodio sino, al contrario, porque estás excedido.

Piernas hinchadas

El exceso produce retención de líquidos, lo cual causa hinchazón de piernas, o incluso de las extremidades en general.

Presión arterial alta

Esta señal también es motivada por la retención de líquidos. Añade una carga al corazón y vasos sanguíneos, lo cual hace que la presión arterial suba. Esto podría aumentar el riesgo de infarto o accidentes cerebrovasculares. Este peligro aumenta con la edad.

Baja concentración

Si no hay un motivo claro por el que no podés concentrarte, tal vez sea por la presión alta. Las arterias pueden verse afectadas.

Cefaleas o dolores de cabeza frecuentes

La tensión arterial también se vincula con la cefalea. Este es el motivo por el cual puede aumentar el nivel o la frecuencia de los dolores.

Cálculos renales

El cloruro sódico es aproximadamente un 40% sodio, y si se lo combina con el calcio, se pueden llegar a formar cálculos renales.

Fuente: La Bioguía

COMENTARIOS