River Plate

“La facción de Budge” vs. “La banda del Oeste”: los detalles de la interna en la barra de River

El encuentro que River Plate le ganó 1-0 a Godoy Cruz en el Estadio de Lanús se vio atravesado por la tensión en la tribuna del elenco millonario. Hubo una importante cantidad de detenidos

jueves 19 de septiembre de 2019 - 11:17 am

River Plate derrotó 1-0 a Godoy Cruz en el Estadio Néstor Díaz Pérez, perteneciente a Lanús, y accedió a la siguiente ronda de la Copa Argentina. Sin embargo, el encuentro estuvo atravesado por la feroz interna que hay entre las dos facciones de la barra brava del cuadro millonario, la cual estalló en las inmediaciones del estadio y dentro del mismo.

En la previa del partido, la Policía Bonaerense detuvo a 86 personas vinculadas a la segunda línea de la barra oficial, denominada “La facción de Budge”. En el operativo secuestraron armas de fuego, elementos punzantes y bebidas alcohólicas. Un revólver calibre 44, dos pistolas, una 9 mm y un calibre 380, fue una parte de lo incautado.

Estos se dirigían a La Fortaleza con el objetivo de atacar al otro bando: “La banda del Oeste”, quienes lograron acceder a la tribuna y se hicieron del control de la misma, al menos por este cotejo. No quedó descartado que los hechos continúen cuando el equipo dirigido por Marcelo Gallardo haga de local en el Monumental.

El operativo estuvo a cargo de la comisaría número 2 de Lanús y Aprevide (Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte), en conjunto con la Jefatura Distritales Lanús, Avellaneda y Lomas de Zamora, y las Direcciones de Infantería y Caballería.

Además se quedaron con una camioneta Chevrolet S10 y otra Volkswagen Amarok, más los autos Honda, Volkswagen Bora, Gol Trend, Renault Fluence, Ford Focus y Fiat Uno. Intervino la UFI 2 Descentralizada de Lanús.

Dos “cabecillas” de la facción de Budge quedaron detenidos

Según informaron fuentes policiales, 25 de los barras detenidos tenían derecho de admisión. Entre este grupo se encontraban Sergio Alejandro Medina, conocido como “El Gordo Ale”, de 46 años, y su hijo Brian, de 26, ambos cabecillas de la segunda línea de la facción oficial.

COMENTARIOS