Música

Paul hizo vibrar Montevideo: Una crónica desde adentro

Con una exquisita mezcla de clásicos y canciones que dejó en su paso por "Wings", el británico deslumbró a más de cincuenta mil personas. Muchos argentinos cruzaron el charco y disfrutaron de un show inolvidable, plagado de guiños al público y humor

domingo 20 de abril de 2014 - 8:26 pm

Por Juan Pablo Mendive, para Nexofin

A los 71 años, Paul demostró una vez más que se mantiene inoxidable. Sin embargo, esta vez, la mayoría de argentinos se perdieron la oportunidad de verlo subido a un escenario.

El ex beatle realizó un show anoche en el Estadio Centenario de Montevideo, Uruguay, donde convocó a más de cincuenta mil personas de diversas nacionalidades y edades en el marco de su gira “Out There”. Fiel a su estilo, deleitó a todos con su música, puesta en escena y oportunos toques de humor.

El show

McCartney abrió el concierto con Eight Days a Week, luego de un recorrido fotográfico de su vida, proyectado en los 650 metros cuadrados de pantallas LED que rodeaban el escenario. Tocó un repertorio lleno de clásicos, que incluyó canciones de su época en los Beatles, Wings y de su carrera solista. Además, hubo canciones de su nuevo disco “Now” salido a la venta el año pasado. [pullquote position=”right”]Paul hizo vibrar Montevideo: Una crónica desde adentro[/pullquote]

Entre el público había personas de todas las edades: desde señoras de setenta años junto a su familia y amigas de su misma edad, que bailaban exaltadas y mucho más enérgicas que los jóvenes en canciones como All my Loving y Ob-La-Di Ob-La-Da; hasta jóvenes adolescentes y niños acompañados por sus padres que escuchaban en vivo esas canciones que disfrutaron durante sus años de juventud.

También se escucharon grandes y viejos éxitos de los Beatles como Paperback Writer (utilizando la misma guitarra con la que la grabó en los ‘60), Back in the U.S.S.R., We can work it out, And I love her, All my loving, Blackbird, Ob-La-Di Ob-La-Da, Something (en honor a George Harrison), Helter Skelter, Let it Be, Yesterday, Hey Jude, Get Back, Day Tripper, entre otros; como también clásicos de su etapa en Wings como Man on the Run; y canciones de su carrera solista. [pullquote]A pesar de que el número de gente que asistió al show fue importante, no se agotaron las localidades[/pullquote]

La relación que tuvo “Macca” con el público fue constante. Empezó saludando en un rudimentario español para luego preguntar quiénes eran de Uruguay y quiénes “venían del extranjero”. Una de las perlitas de la noche fue una suerte de diálogo que mantuvo en tono de broma con uno de los espectadores de la primera fila, que pedía a gritos, según el mismo McCartney que lo imitaba frente a todos, la canción “One After 909”. Finalmente, Paul le dio el gusto y terminó cantando el tema, no sin antes señalar al fan y advertirle: “Esta canción es para vos”. Luego, para rematar, exclamó con un tono humorístico: “Solo vos y yo sabemos de lo que estamos hablando”.

El autor de Blackbird, quien respetó su estricta dieta vegana en su paso por Montevideo, también hizo subir al escenario a dos fanáticas que nunca en sus vidas van a olvidar el momento en el que su ídolo les firmó un autógrafo en sus espaldas. Luego de haberlas despedido con un “Te amo” a cada una, le hizo un guiño al público diciendo: “Uno tiene que hacer estas cosas”.

A pesar de que el número de gente que asistió al show fue importante, cosechando fans de otros países como Argentina y Brasil, no se lograron agotar las localidades de la única fecha. Esto permitió que hubiera personas que compraban sus entradas minutos antes de empezar el show. Eso sí, todo con un débil control policial que no incluyó el clásico “cacheo”, una parada obligada en los recitales realizados en Argentina.

COMENTARIOS