Política

¿Presagia Argentina el cambio de América del Sur hacia la izquierda?

lunes 16 de septiembre de 2019 - 5:25 pm

El próximo 27 de octubre los argentinos irán a las urnas para elegir a su próximo presidente. En estos momentos, las encuestas apuntan a que Alberto Fernández, el candidato opositor de izquierdas (peronista) ganaría por bastante ventaja al actual presidente, Mauricio Macri (derecha). De hecho, ya le ganó en las primarias celebradas en el mes de agosto.

Como recogía una de las webs de compraventa de divisas más importantes del continente, iForex, los mercados financieros locales se giraron a la baja tras conocerse la victoria parcial del populista Alberto Fernández. Y es que, no es lo mismo lo que el pueblo cree que es mejor para el país, que lo que creen los economistas.

Para estos últimos, el cambio hacia la izquierda en Argentina es a peor. La reciente devaluación del peso presagia que el país necesita continuar con los esfuerzos económicos y las promesas electorales de Alberto Fernández apuntan hacia otro lado. Los expertos internacionales hablan de que las propuestas de Fernández tirarían por la borda el trabajo realizado por Macri.

Tanto es así, que los analistas consultados por iForex prevén un default (impago) de la deuda argentina en los próximos meses si el país abandona la ortodoxia monetaria y fiscal que había conseguido rebajar el coste de financiación del país en los últimos ocho meses.

Giro a la derecha hace unos años

Hace unos años, la victoria de Macri en Argentina pareció disparar el giro a la derecha, con victorias conservadoras en Perú, Ecuador, Chile y Colombia, que terminaron con el reciente giro a la derecha en Brasil, con la victoria de Jair Bolsonaro. Entre medias, en Venezuela la oposición derrotó al partido de Nicolás Maduro la última vez que hubo elecciones libres.

Algunos medios locales se hacen la pregunta de si el cambio hacia la izquierda de Argentina presagia un movimiento aún mayor en toda América Latina, pero sus analistas políticos hacen pensar que no será así. La estabilidad política y unas decisiones sensatas por parte de los gobiernos latinoamericanos, cercanas a la ortodoxia financiera son el único camino hacia el futuro.

Casos como los de Venezuela o la complicada situación que vive Argentina, pendiente de una ayuda financiera por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI) contrastan con colocaciones de deuda en mercados internacionales de países más estables como Chile.

Este último ha cerrado recientemente una colocación de bonos verdes en Hong Kong, una operación inviable para otros gobiernos locales. En Chile gobierna ahora y hasta 2022 el centro derecha de Sebastián Piñera (Coalición Chile Vamos).

El ciclo electoral de 2019 termina con las elecciones presidenciales de Argentina, Uruguay y Bolivia, y regionales en Colombia, aunque habrá también elecciones en 2020 en la República Dominicana. En lo que llevamos de año, se han celebrado elecciones presidenciales en Panamá, Salvador y Guatemala y regionales en México.

Si bien es probable que los votantes decidan dar la espalda a la derecha en Argentina, las consecuencias económicas pondrán en alerta a otros gobiernos de la zona. Una cosa es que el pueblo no quiera las cargas fiscales que necesita la economía y vote a la izquierda, y otra muy distinta que las políticas populistas sean la solución.

COMENTARIOS