Belleza

Cómo reducir las bolsas de los ojos

Métodos caseros para disimular su apariencia

martes 24 de septiembre de 2019 - 7:46 am

Las bolsas aparecen en nuestro rostro de forma natural, principalmente, debido al proceso de envejecimiento de nuestra piel. Con el paso del tiempo, lo músculos y el tejido conectivo que rodea nuestros ojos se debilita y la piel pierde elasticidad.

También pueden aparecer durante la juventud por causas genéticas u otros malos hábitos como el exceso de estrés, la mala alimentación o los hábitos de sueño equivocados. El alcohol y el tabaco también son causantes ya que aceleran el envejecimiento cutáneo y ralentizan el flujo linfático, provocando hinchazón y retención de líquidos en el cuerpo, también en el contorno de ojos.

Si querés un contorno de ojos libre de inflamación, debés aplicar una crema específica. Los ingredientes incluidos en las fórmulas tradicionales, como el retinol o el ácido hialurónico, son incapaces de penetrar en profundad en la piel. Las cremas de ojos modifican las moléculas para que sean capaces de llegar a las capas más profundas de la dermis y cumplan su función. Además, contienen potentes ingredientes hidratantes que son capaces de mantener la delicada piel del contorno tersa y libre de inflamación.

Una limpieza cuidada en la zona será siempre de ayuda. Para hacerlo, usá productos delicados que protejan la piel y no dañen la barrera de protección cutánea. Es mejor que no contenga alcohol, y que tenga una base de aceite que sea capaz de nutrir la piel.

Una dieta sana, beber alrededor de 2 litros de agua al día, evitar el alcohol y el tabaco, hacer ejercicio físico regular y descansar bien son factores básicos para lucir una piel y un aspecto físico cuidado.

Por otro lado, con un pequeño masaje podés favorecer la circulación sanguínea y conseguir que las bolsas se drenen, de tal forma que se desinflamen notablemente. Presioná delicadamente los dedos sobre la zona bajo los ojos, desde el interior hasta el exterior. También podés utilizar un rodillo de jade, la piedra desinflamará las bolsas de ojos con su masaje. Además, si la metés un rato antes en la heladera el frío potenciará el efecto.

Otra opción es hervir dos bolsitas de té negro o verde y meterlas en la heladera durante algunos minutos. Ponelas sobre las bolsas durante unos minutos y disfrutá de su refrescante efecto. La teína fomenta la circulación saguínea y reduce la inflamación eficazmente.

Si a pesar de todos tus esfuerzos no has conseguir eliminar las bolsas por completo, podés utilizar un corrector que se parezca lo máximo posible a tu tono de piel. Alejate de los correctores luminosos, reflejan la luz y enfatizarán tus bolsas. Opta por uno que, además de cubrir, sea capaz de hidratar.

Fuente: En Femenino

COMENTARIOS