Salud

Tipos de tendinitis y cómo tratarlas

Qué síntomas caracterizan a cada una

domingo 22 de septiembre de 2019 - 7:28 am

La tendinitis es la inflamación o irritación de un tendón, y suele darse en los hombros, las manos, las rodillas o los talones.

En general, se produce por movimientos repetitivos de forma continuada, pero también por lesiones al realizar algún deporte, distensión muscular, mala postura, esfuerzo de los tejidos blandos por mala posición de una articulación o hueso.

También puede ocurrir como consecuencia de alguna discapacidad, enfermedades o trastornos como pueden ser la dismetría de las piernas, enfermedades de la tiroides, artritis en una articulación, artritis reumatoide, gota o psoriasis.

En cuanto a los síntomas, es fácil de identificar. El principal es el fuerte dolor al mover el hombro, la mano, la rodilla o el talón. Algunas veces también puede haber sensibilidad en la zona e inflamación leve. Sin embargo, dependen del tipo.

Tipos de tendinitis

La tendinitis del manguito rotador afecta al grupo de músculos y tendones que van pegados a la articulación del hombro encargados del movimiento del hombro hacia adentro y hacia fuera. Suele ocurrir por uso excesivo o por lesión y el síntoma suele ser el dolor en este grupo muscular.

El síndrome del pellizcamiento se produce por un “prensado” de los tendones y las estructuras involucradas en el movimiento del hombro. Empeora con movimientos repetitivos. El síntoma principal es dolor intenso en el hombro o en la parte superior del brazo al levantarlo y moverlo.

La tendinitis bicipital es la inflamación de este tendón del bíceps y se produce por uso excesivo o por una lesión. Se caracteriza por el dolor delante del hombro y puede extenderse al codo y antebrazo.

La tendinitis De Quervain se produce por el uso excesivo de los tendones de los pulgares y afecta las muñecas. Los síntomas suelen ser dolor e hinchazón en la muñeca del lado del pulgar sobre todo al realizar algún movimiento.

La tendinitis del talón es la inflamación del tendón de Aquiles. Suele ocurrir por una lesión deportiva o calzado inadecuado. Los síntomas son inflamación y rigidez de los tobillos. También dolor o en la parte posterior del tobillo al andar o al levantar los dedos.

El síndrome del túnel tarsal. Afecta al nervio tibial situado en la parte interior de los tobillos. Suele producirse por fractura de tobillo, artritis reumatoide o deformidades del pie. El síntoma característico es un ardor en los dedos y planta del pie que puede aliviarse parcialmente con el movimiento.

Cómo tratarla

Al notar cualquiera de las molestias antes descritas hay que consultar con un médico especialistas que indicará un tratamiento para reducir el dolor y la inflamación. En el caso de tener reuma, el reumatólogo será quien indique cómo proceder.

De tratarse de una lesión puntual, las recomendaciones del traumatólogo suelen ser descanso, apoyo ortopédico (tobilleras, rodilleras, cabestrillos o muletas),  aplicar frío durante las primeras 48 horas de la molestia o calor, luego de ese período. También pueden llegar a recetar paracetamol o antiinflamatorios sin esteroides.

En caso de que persista, se puede recomendar fisioterapia con ultrasonidos, hidroterapia, masaje muscular y en raras ocasiones se requiere de cirugía.

Fuente: Salud 360

COMENTARIOS